La compañera Vado manifestó que esta es la tercera jornada de prevención de ceguera infantil que realiza el personal del  Hospital La Mascota, a la cual fueron convocados los padres de todo el país, con hijos que padecen problemas visuales.

La coordinadora de la jornada manifestó que convocaron a la población en general desde las ocho de la mañana, pero hubo filas desde las cinco de la mañana, lo que demostró el éxito del llamado que se realizó desde semanas previas a través de los medios del Poder Ciudadano.

El programa está dirigido a niños y niñas de escasos recursos, por lo cual sus padres no pueden pagar una consulta oftalmológica y también para niños de zonas rurales donde la atención oftalmológica no es accesible. Las atenciones en los niños fueron para diagnosticar problemas visuales de distinto tipo en los niños que fueron llevados por sus padres al hospital La Mascota.

Entre los problemas más frecuentes en niños se encuentran ojos rojos, estrabismo, cataratas congénitas, glaucoma y otros padecimientos con diferente sintomatologías. Estos casos fueron atendidos por el personal especializado de La Mascota, entre médicos y enfermeras y otro personal voluntario que están colaborando con la jornada. Este tipo de jornada de prevención de la ceguera infantil se realiza cada dos años.

Programan cirugías visuales

Destacó la compañera Vado que se están programando para las siguientes semanas o meses las cirugías de los menores de edad que las van a requerir y que son atendidos de manera gratuita en  los tres consultorios de oftalmología que tiene el hospital.

Karent Balmaceda, destaca que si niña Teresa Edith Término Balmaceda mira con mucho esfuerzo y añadió que es algo muy importante, muy beneficioso para las familias pobres este tipo de jornada que realiza el Movimiento Médico Sandinista y el Ministerio de Salud, bajo la orientación del Presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo.

Por su lado Ángela Lacayo, con su niña Émeli Núñez, llegó, rogándole a Dios y al Presidente Ortega una oportunidad para su hija que nació ciega con la fe, la esperanza de que pueda llegar a ver en algún momento, en tanto que dijo que por ser de familia muy pobre no tiene para pagar especialistas.

Entre tanto Meyling Zeledón, madre de la menor Eliza Rodríguez, manifestó que es algo bueno lo que están haciendo el gobierno del Presidente Ortega y el Movimiento de Médicos Sandinistas por atender a la población infantil pobre que tiene problemas visuales.