Con un concierto de la banda sinfónica del Instituto Profesional en la Enseñanza y Formación Humana (IPEFH) y de la Banda Musical de la Alcaldía de Managua, fueron deleitados invitados en el Palacio Nacional.

La presentación estuvo a cargo de niños, jóvenes y adultos y es un reflejo de las relaciones de amistad entre Nicaragua y México.

Trompetas, trombones, clarinete y flauta hicieron una noche llena de ritmos y alegría en el Palacio ubicado en la Plaza de la Revolución.

El embajador de México en Nicaragua, el Excelentísimo Señor Miguel Díaz Reynoso, manifestó que este espectáculo es parte del acompañamiento de México a Nicaragua para celebrar este 19 de julio un año más del triunfo de la Revolución.

“Esto es el México sano, el México de hoy, el México que le quiere decir a Nicaragua, que está ahí. Hoy estos jóvenes nos traen esta hermandad y qué bueno que estén hoy en Managua a escasos metros de lo que será mañana la concentración para llevar la música de México en saludo al 19 de julio”, culminó.

Durante el concierto, la compañera Reina Rueda, secretaria del Concejo Municipal, dijo que “La música es un elemento fundamental para el desarrollo humano, es por eso que este intercambio entre nosotros va a ser muy enriquecedor”.

César Danilo Rodríguez, director de la banda de la Alcaldía de Managua, explicó que el repertorio consistía en “compartir música de Nicaragua y México. La banda de la alcaldía tocará música popular y ritmos bailables”.

El maestro de México, Luis Antonio García Reyes, manifestó que este intercambio cultural ayuda a los niños en su desarrollo académico y social.

“El intercambio para los niños, el poder cambiar la perspectiva, ya que por medio de la música pueden hacer técnicamente lo que sea”, manifestó.