Después del acuerdo alcanzado entre el Gobierno heleno y el Eurogrupo, Grecia estará sujeta a una serie de recortes sociales que pasarán a la historia, como el mayor “desastre macroeconómico” en el ámbito mundial, así lo opinó el ex-ministro griego Yanis Varoufakis, quien dimitió a principios de mes por sus diferencias a las imposiciones de la Troika prestamista, informa Telesur.

Varoufakis emitió estas declaraciones luego de que el Parlamento alemán decidiera comenzar las negociaciones sobre el nuevo rescate a Grecia, que podrán ascender a 86 mil millones de euros, a cambio de las duras medidas de “austeridad”.

"Este programa va a fracasar quienquiera que lo aplique", afirmó, al tiempo en que dijo: “el primer ministro griego, Alexis Tsipras, no tuvo otra opción que firmar el acuerdo”.

Asimismo, Varoufakis reiteró que “nos dieron la opción entre ser ejecutados y capitular. Y él (Tsipras) decidió que la capitulación era la última estrategia", señaló.

Las supuestas medidas de austeridad condicionadas por los acreedores europeos, ha provocado el descontento de varios gobernantes de Syriza. El primer ministro tuvo que reajustar su Gabinete Ministerial, por la retirada de varios miembros que votaron en contra de estas supuestas reformas, que redundarán en más crisis económica para el pueblo griego; quienes a juicio de Varoufakis serán los más afectados.

El pasado 14 de julio, el ex-ministro de Finanzas Yanis Varoufakis explicó que el acuerdo alcanzado entre Grecia y sus acreedores internacionales socava de manera abrumante el proyecto de integración comunitaria, como nunca antes.

“Los líderes de Europa, al tratar a Alexis Tsipras y a nuestro gobierno del modo en que lo han hecho, han asestado un golpe definitivo al proyecto europeo”, consideró.

Este sábado los nuevos 10 integrantes del Consejo Ministerial juramentaron sus cargos en una ceremonia realizada en el Palacio Presidencial de Atenas, con la presencia del jefe de Estado Prokopis Pavlopulos y su primer ministro Alexis Tsipras, quienes se comprometieron a luchar por el bienestar del pueblo, primero que todo.