El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, amenazó con dimitir de su puesto por las diferencias que existen con la canciller Ángela Merkel en torno al tema de Grecia.

Schäuble tienen posiciones duras en relación al manejo de la crisis de la deuda del país heleno, sobre lo cual ha afirmado que Grecia debería salir de la zona euro al menos por cinco años.

De acuerdo a una entrevista publicada este sábado en el semanario Der Spiegel, Schäuble reconoce que tiene opiniones encontradas con Merkel respecto al tema griego.

"Cada uno tiene su papel. Angela Merkel es canciller, yo soy ministro de Finanzas. Los políticos tienen la responsabilidad de su cargo. Nadie les puede forzar. Si alguien intentase eso, yo podría ir ante el presidente alemán y pedir el cese”, expresó el ministro de Finanzas alemán.

“Es parte de la democracia que de vez en cuando se tengan distintas opiniones”, manifestó defendiendo su posición.

Esta situación es la punta de lanza de una división a lo interno del partido Unión Cristianodemócrata (CDU), al cual pertenecen Merkel y Schäuble, que se expresó en el Parlamento (Bundestag) este viernes cuando diputados de esta agrupación se negaron a apoyar el plan de rescate de la canciller.