Al menos 120 personas murieron en el atentado explosivo del viernes en un concurrido mercado situado en una ciudad cercana a Bagdad, informó este sábado el jefe de gobierno de la provincia iraquí de Diyala, Muthana al Tamimi.

Además hay al menos 130 heridos a causa del ataque en Bani Saad, situada unos 35 kilómetros al noreste de Bagdad, añadió el funcionario a la web de noticias Almada Press. Hasta ahora las autoridades estimaban que los muertos eran 86, aseguró DPA.

La milicia terrorista Estado Islámico (EI) se atribuyó en un mensaje en Twitter el atentado, el más grave de este año, en el que un suicida se voló por los aires con un vehículo cargado con casi tres toneladas de explosivos.

La organización terrorista suní señaló, según la CNN, que el ataque iba dirigido contra una reunión de milicias shiíes.

Las imágenes de televisión mostraban cadáveres en medio de los escombros de edificios totalmente destruidos. Según datos oficiales, al menos 50 tiendas y 75 automóviles quedaron destrozados.

En el momento del atentado, la gente compraba en el concurrido mercado alimentos para celebrar el Eid al Fitr, que poner fin al mes sagrado del ayuno musulmán, el Ramadán.

Las autoridades locales de la provincia de Diyala cancelaron las festividades y decretaron tres días de luto.

El EI conquistó en 2014 algunas partes de Diyala, pero los extremistas fueron expulsados de la provincia por el Ejército iraquí y unidades kurdas. La milicia controla sobre todo zonas en el oeste y norte del país.

El Ejército iraquí lanzó hace días una ofensiva para reconquistar la provincia occidental de Al Anbar, habitada sobre todo por sunitas y uno de los feudos más importantes del EI. Los extremistas tomaron el pasado mayo la capital provincial Ramadi y controlan también Faluya, la segunda ciudad más importante de la provincia.

Al menos 15.000 civiles han muerto y 30.000 han resultado heridos durante los combates entre las tropas del gobierno iraquí y los yihadistas del EI desde comienzos de 2014, según la Organización de Naciones Unidas (ONU).