Nicaragua refuerza la cooperación con Rusia y comparte con ella la necesidad de un mundo multipolar, indicó hoy el embajador de ese país aquí, Juan Ernesto Vásquez Araya, al celebrar el 36 aniversario de la Revolución sandinista.

Nadie tiene el derecho a decirnos quiénes son nuestros amigos y haremos todo para que Rusia se integre como miembro extraregional al Sistema de Integración Centroamericano, declaró Vásquez Araya.

Avanzamos con el apoyo solidario de nuestros amigos y hemos recibido 200 mil toneladas de trigo como ayuda humanitaria y una donación de 200 vehículos Lada Karina, empleados como taxis, 800 autobuses nuevos, 200 tractores y 50 cosechadoras, apuntó.

Todo ello es un digno gesto del pueblo ruso para el de Nicaragua. Una asistencia sin exigir nada a cambio, sin condicionamientos, a diferencia de otros que condicionan ese aporte a seguir de esclavos de sus caprichos e intereses, subrayó.

Con Moscú compartimos la visión de un mundo multipolar, combatimos el narcotráfico internacional y colaboramos en la lucha contra el terrorismo y el extremismo, destacó el embajador en un acto donde también participó el primer vicepresidente de la Duma, Ivan Melnikov.

Además, Rusia y Nicaragua firmaron acuerdos de libre visado, de protección recíproca de inversiones, uso pacífico del cosmos, de colaboración en salud y educación, de cooperación interparlamentaria y en la esfera de energía, minas, la pesca y la defensa, destacó.

De su lado, el director del departamento de América Latina de la cancillería rusa, Alexander Schetinin, indicó que Nicaragua goza de autoridad en la arena internacional por su posición propia al analizar procesos en el mundo e indiferencia a los dictados desde el exterior.

Tales criterios coinciden con muchos de los de Rusia, lo cual hace que ambos estados sean verdaderos amigos y socios, destacó en el acto en que se recordaron las ideas de Sandino rescatadas por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, afirmó el embajador ruso.