La Comisionada Francisca Torres, directora del Centro Juventud, tuvo un encuentro con madres y padres de familia de muchachos y muchachas que estudian en esa institución, para darles a conocer de los progresos de sus hijos y para conocer a la vez el comportamiento de los jóvenes en el hogar.

La reunión fue realizada en Villa Austria, en donde se entabló un movido diálogo entre la comisionada Torres y las madres que llegaron al encuentro, en tanto que también asistieron algunos alumnos.

La Comisionada Torres manifestó al respecto que la Policía Nacional junto con el Gobierno Sandinista se planteó la meta de restaurar la vida de muchos muchachos y muchachas en riesgo, entonces se decidió la creación del centro jóvenes para formarlos en valores y oficios a fin de que puedan tener oportunidades de un empleo en la sociedad y de reencontrarse con su familia.

“El trabajo que realizamos con esos muchachos es de forma integral, no solamente preparamos a los jóvenes en valores y oficios, sino también atendemos a la familia para que puedan aportar a la reconstrucción, al desarrollo de estos jóvenes”, explicó la comisionada, quien a la vez expresó que se están impartiendo nueve cursos técnicos en el centro educativo que dirige.

El Centro Juventud atiende a muchachos de todo Managua con representaciones de los distritos tres, cinco, seis y siete, al tiempo que señaló que el  año que vienen habrá muchachos de todos los distritos de Managua a fin de sacarlos de las drogas, de las pandillas y que puedan tener una oportunidad.

"Ese es el trabajo que está haciendo nuestro gobierno de ser incluyentes, que puedan mejorar su comportamiento, que tengan una oportunidad”, manifestó Torres, quien agregó que en el momento hay 200 jóvenes estudiando electricidad residencial, reparación de electrodomésticos, mecánica automotriz, manualidades, panadería, belleza, barbería, inglés comunicativo y sastrería.

Agradecida con el Gobierno y la Policía

Entre tanto, Yolanda Rebeca Zapata Palacios, estudiante del Centro Juventud, quien está en primer año de secundaria y lleva el curso técnico de manualidades, dijo que le ha llegado bien esta oportunidad que le está dando el Gobierno por medio del Centro Juventud de la Policía Nacional y en ese sentido añadió que su familia está muy contenta.

Por su lado Jonathan José Leiva Rivas, también estudiante, dijo que es buena la oportunidad que le han dado, “porque antes nosotros caminábamos en la calles fregando, pero ahora nos están capacitando paraqué seamos alguien en la vida, que trabajemos y no seamos como antes”.

Añadió que su familia está contenta porque miran que ha cambiado su comportamiento, que ya no le contesta mal a su madre y ahora está orgullosa porque está sacando un curso técnico de computación con énfasis en caja.

Por su lado, una madre, Doris Prado dijo que “es una gran bendición que Dios haya mandado a estas personas a ayudarnos con nuestros hijos para que sean útiles a la Patria” y añadió que su hijo está  estudiando inglés y ha mejorado bastante, por lo cual dijo estar agradecida con la organización del colegio, con la Policía Nacional y con el gobierno del Presidente Daniel Ortega.