Hace 36 años, huyó de nuestro país el tirano Anastasio Somoza Debayle, momento en el que se marcó el inicio de la libertad del pueblo y la restitución de sus derechos, muestra de ello es la calidad de atención que a partir de hoy recibirán 200 niños de Ciudad Belén, quienes junto a sus madres y autoridades de gobierno inauguraron -con el apoyo del gobierno de Taiwán- el Centro de Desarrollo Infantil (CDI) Belén.

Desde el CDI se estará atendiendo a todos los menores cuyas madres tienen que salir a trabajar desde tempranas horas, acá se recibirán a los menores desde la edad lactante hasta los infantes, logrando de esta manera encaminarlos en el sistema de educación desde su corta edad.

“Es una bendición tener un CDI en nuestra comunidad, ahora todas las madres trabajadoras tenemos la oportunidad de dejar a nuestros hijos en un lugar seguro, gratuitamente y con la plena seguridad que nuestros niños van a ser educados correctamente”, dijo Gabriela Escalante.

“Ahora sí voy a poder trabajar porque tengo dónde dejar a mis hijos. Considero que además de tener dónde los cuiden, se nos está abriendo la oportunidad a las mujeres de trabajar, ya que muchas veces no lo hacemos por tener la limitante de no saber dónde dejarlo, gracias a Dios y al Gobierno nuestras necesidades se van resolviendo” expresó Reyna Aguinaga.

“Una alegría inmensa es la que sentimos al ver que nuestro gobierno sigue ayudándonos, porque no sólo nos dieron la casa, sino que han venido preparando todas las condiciones para que vivamos dignamente. El CDI está muy bonito, hay buenas condiciones pero sobre todo ya no tenemos la preocupación de no tener dónde dejar a nuestros hijos”, dijo Arelis Calero.

La compañera Marcia Ramírez, titular del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (MIFAN) afirmó que a 36 años de Revolución Sandinista las familias humildes de nuestro país continúan siendo atendidas y sus derechos están siendo restituidos.

“Felices de inaugurar un centro hermoso en el que los niños serán atendidos con la calidad que se merecen, para ello contaremos con un personal de educadoras acorde a la demanda de la matrícula. Son más de siete millones de córdobas de inversión los que provienen de la colaboración del gobierno de Taiwán y en la medida que la demanda crezca hemos previsto la ampliación del CDI”, concluyó.