Paraguay recibió la presidencia pro témpore del Mercado Común del Sur (Mercosur) este viernes durante la 48º cumbre del bloque que se celebra en Brasilia, capital de Brasil.

En una sesión plenaria a la que asistieron los presidentes de los países miembros del organismo, la mandataria anfitriona, Dilma Rousseff, transfirió el mando al presidente paraguayo, Horacio Cartes, quien ejercerá el cargo durante seis meses, tiempo en el que deberá darle continuidad a los acuerdos de cooperación económica e impulsar la integración entre los miembros del organismo y con otros bloques mundiales.

Al recibir la presidencia del organismo regional, el jefe de Estado de Paraguay manifestó su compromiso con alcanzar mejores condiciones para los pueblos.

“Ya no hay tiempo que perder, hagámoslo ahora”.

En el encuentro presidencial de esta cumbre, la mandataria brasileña se dirigió a Cartes y se manifestó confiada “en que sabrá dirigirnos, dado a su firmeza y su serenidad”.

“A todo el pueblo de Paraguay, pueden contar con Brasil en esta importante tarea de renovación del Mercosur”, agregó Rousseff.

En tanto, Brasil entregó el informe de su gestión, leído por el canciller Mauro Vieira, en el que destacó los logros en materia económica y su empeño por “acelerar las posiciones de diálogo dentro y fuera de la región”, así como lo realizado en el ámbito social por la defensa de los afrodescendientes, los derechos humanos y la protección de los trabajadores.

Paraguay fue suspendido en 2012 del Mercosur a causa del golpe de Estado realizado contra el presidente Fernando Lugo.

Brasil recibió de Argentina la presidencia pro témpore del Mercosur en diciembre de 2014, cuando Rousseff aseveró que los retos eran “reforzar nuestras capacidades y alternativas de cooperación y avanzar hacia unión aduanera, desarrollar proyectos conjuntos de infraestructuras y diversificar las producciones y el intercambio de mercancías”.

Además, ratificaba la voluntad del organismo de integrarse a otros bloques para fortalecer el comercio.

Durante la gestión brasileña, se realizaron cerca de 300 reuniones para ampliar los acuerdos regionales.

En diciembre, se aprobó el uso de una placa común para los vehículos de los países miembros del bloque suramericano, medida que comenzará en 2016 y estará totalmente implantada en un plazo de diez años.

En mayo de 2015, la dignataria brasileña se reunió con su homólogo de Uruguay, Tabaré Vázquez, e insistieron en la necesidad de una mayor flexibillidad comercial a sus socios y su adaptación "a las nuevas circunstancias".

Asimismo, en junio el Mercosur acordó establecer una plataforma para la compra conjunta de medicinas, en especial para el tratamiento de aquellas enfermedades consideradas raras.

Más tarde iniciaron las negociaciones para el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE) y firmaron un acuerdo en el que todos los países integrantes del organismo se comprometen a combatir la explotación sexual de niños y adolescentes.

Los días 16 y 17 de julio se celebra en Brasil la 48º Cumbre semestral del Mercosur. Con motivo de esa cita también se realizó la 18° Cumbre de los Pueblos del bloque. Además, este jueves se realizó la reunión entre los cancilleres de los Estados miembros.