Continúa la lucha anti epidémica en los barrios de Managua. En esta ocasión, brigadas del Ministerio de Salud (Minsa) realizaron una intensa jornada de fumigación en el barrio Omar Torrijos, ubicado en el distrito V de la capital.

Unas cuarenta viviendas fueron fumigadas, para evitar la proliferación de enfermedades virales como el dengue y el chikungunya.

La comunidad está organizada, limpiando cada semana, acción que ha impedido el aumento de las moscas y zancudos.

“Erradicamos todas esas bacterias que hay en las casas; los patios se mantienen más limpios porque los domingos hacemos jornadas de limpieza. Todos acá nos preocupamos, limpiamos al frente y el tren de aseo pasa tres veces a la semana”, expresó Gloria Sánchez.

“Veo que el gobierno se está preocupando por el pueblo, sin embargo depende también de nosotros la limpieza de las casas, por lo menos en la mía no hay mucho zancudo y no veo tantos casos de dengue”, afirmó.

Otras personas como Judith López, manifestaron estar luchando para alejar los zancudos de su vivienda, agradeciendo la visita de los brigadistas que fumigan el patio, la maleza, cuartos y las salas de las casas.

“Nos parece bien, porque el zancudero está terrible. Esta jornada de abatización viene a ayudar que desaparezcan un rato los mosquitos. En mi casa limpiamos con gas debajo de las camas y dormimos con abanico”.

Por su parte, Maritza Antonia Torres, hizo énfasis en las personas que no permiten la fumigación en sus casas.

“Algunas personas se quejan de los zancudos, pero no dejan entrar a los brigadistas, yo con mucho gusto y sin desconfianza alguna les abro las puertas de mi casa porque es su trabajo eliminar estos insectos como las cucarachas, zancudos y ratones que se van cada vez que fumigan”.