Con un historial de medallas que sólo encabeza Panamá y Costa Rica, el centro del continente americano asiste nuevamente a la justa más importante del deporte con mucha ilusión y con el objetivo de hacer una presentación digna.

Más de 60 atletas llevarán en conjunto las naciones centroamericanas, 470 menos de los que representarán a Estados Unidos.

La de mayor delegación es Honduras, gracias a su clasificación al fútbol. 27 atletas intentarán en ocho deportes cosechar alguna presea, aunque su Comité Olímpico reconoce que son pocas la posibilidades.

El presidente del ente, Salvador Jiménez, admite que "la expectativa mayor está cifrada en el fútbol", con la modesta aspiración de "al menos pasar a la segunda ronda".

La falta de recursos económicos merma en el apoyo al deporte en ese país, lo que ha conllevado a que su delegación a lo largo de la historia olímpica sea escasa.

Panamá, por su parte, ve más allá. Luego de la inolvidable actuación de Irving Saladino, campeón olímpico de salto largo en Pekin-2008, mantienen muy vivas las esperanzas en que el atleta reconquiste el oro en Londres.

"Obtener dos medallas, aunque sean de bronce, con una delegación tan pequeña, sería magnífico, porque hay países que llevan muchos atletas y no consiguen preseas", declaró el presidente del Comité Olímpico de Panamá, Miguel Sanchiz.

Los siete representantes panameños en las justas son Saladino (salto largo) y Edward (200 metros), quienes hicieron las marcas, y Andrea Ferris (atletismo), Edgar Crespo (natación), Omar Simmons (judo), Carolina Carsten (taekwondo) y Juan Huertas (boxeo) por invitación.

Nicaragua lamenta la ausencia del beisbol


Nicaragua competirá en los Juegos Olímpicos de Londres con una modesta delegación de seis deportistas, en natación, boxeo, halterofilia y atletismo, resintiendo la exclusión en las justas del béisbol, su deporte rey.

El portavoz del Comité Olímpico Nicaragüense (CON), Moisés Ávalos, reconoce que ganar una presea es una tarea casi titánica, por la pequeña y poco competitiva delegación que llevará a Londres.

El béisbol, que ha representado al país con dignidad en campeonatos internacionales y es jugado por miles de aficionados en barriadas, participó por última vez en los Olímpicos de Pekín-2008, lo que conspiró contra las expectativas de los nicaragüenses.

Costa Rica también sueña en grande

Los costarricenses son otros que sueñan con llegar al podio en estos Juegos Olímpicos. Los once atletas buscan emular el legado dejado por las hermanas Silvia y Claudia Poll, que en la natación cosecharon cuatro medallas-un oro,una plata y dos bronces-, las únicas que tiene en su historial la nación.

En Londres, las esperanzas se cuelgan en el atletismo con el velocista Nery Brenes, vigente campeón mundial en sala de los 400 metros planos que lo conquistó en marzo en Estambul, Turquía, con tiempo de 45:13.

Brenes, de 28 años, se preparó en Europa y finalizó sus entrenamientos en Colombia, con el fin de llegar en forma óptima a la pista.

Detrás de Brenes viene como figura el ciclista Andrey Amador, quien recientemente disputó el Giro de Italia, donde logró apoderarse de una etapa y fue de los pedalistas destacados de la prueba.

Guatemala quiere su medalla en marcha

Guatemala sueña con alcanzar su primera medalla olímpica en la marcha, disciplina en la que llevarán tres competidoras en los 20 km, donde destaca la medallista de oro en los Panamericanos, Jamy Franco, de 21 años, y la ganadora de la plata en ese mitín continental, Mirna Ortíz, dos años más grande que su compatriota.

Asimismo, el país será representado por la gimnasia con la joven Ana Sofía Gómez, tras el éxito alcanzado en los Panamericanos de Guadalajara.

El Salvador busca adquirir experiencia

El Salvador participará en los Juegos Olímpicos de Londres con una delegación de nueve deportistas en siete disciplinas, con el único objetivo de adquirir experiencia, sin haber subido nunca al podio.

Aunque no se piensa realmente en preseas, el presidente del Comité Olímpico de El Salvador (COES), Eduardo Palomo, dijo confiar en que la representación salvadoreña hará todo lo que esté a su alcance para hacer un papel digno.

"Tenemos confianza en nuestros atletas, se han preparado durísimo para este desafío y es seguro que darán todo por el país" en los Juegos Olímpicos, señaló Palomo.