Con ese firme compromiso de restituir los derechos de las familias nicaragüenses a tener sitios de esparcimiento en mejores condiciones, el Gobierno Sandinista, a través del apadrinamiento de la Lotería Nacional, y la Alcaldía de Managua, inauguró la tarde de este miércoles la rehabilitación del parque de Jardines de Veracruz.

La pintura y rehabilitación de juegos infantiles, arborización, instalación de bebederos de agua, la pintura de las bancas y jardineras, entre otras fueron las obras que esa institución de Gobierno desarrolló en este parque, que desde esta tarde permitirá a las familias tener un espacio digno para su recreación vespertina y nocturna, donde los niños y niñas puedan jugar libremente.

Ernesto Vallecillo, gerente de la Lotería, afirmó que estas obras son parte de la primera etapa de rehabilitación del parque, trabajos que continuarán con la construcción de una cancha de baloncesto y futbol sala, y la seguridad y protección del mismo.

“Nos alegra poder responderle a la población de este sector, porque ya sus niños tienen un sitio donde entretenerse, jugar y pasar un rato ameno durante las tardes”, indicó Vallecillo.

Aura Pérez dijo sentirse muy contenta por este nuevo logro para los pobladores del barrio, en el cual el Gobierno Sandinista les está brindando mejores condiciones de recreación a los niños y niñas, adolescentes y a todas las familias.

“Me parece muy bien, porque estamos disfrutando de mejores condiciones de recreación, porque el parque antes estaba descuidado y deteriorado, y ahora lo vemos muy bonito; el Gobierno ha hecho un gran trabajo restaurándolo porque ahora nos podemos divertir en familia, traer a los niños a jugar por las tardes”, manifestó Cindy López.

Lester Pineda afirmó que con las mejoras al parque, los niños pueden contar con un lugar donde poder jugar con más tranquilidad y donde los padres los puedan llevar también por las noches, ya que tiene nuevas luminarias que facilitan la diversión también a esas horas.

“El parque está bonito, tiene mejores condiciones porque antes estaba deteriorado y ahora tenemos un mejor ambiente, pero tenemos que cuidarlo, no dañarlo, estar pendientes que los niños no lo destruyan”, dijo Mirlen Zapata.