La Policía Nacional, a través de la Comisaría de la Mujer en el distrito VII de Managua, reporta que con relación a Julio de 2014, las denuncias relacionadas a violencia intrafamiliar se han disminuido de 580 a 390, lo que demuestra un avance sustancial en el trabajo preventivo y de acompañamiento que brinda la institución del orden a las familias nicaragüenses.

La Sub Comisionada Maura Escobar, Jefa de la Comisaría de la Mujer en el DVII, se refirió al trabajo investigativo que desempeñan desde su espacio, el cual contribuye a la prontitud del proceso y permite que la situación de desentendimiento familiar no desencadene en una circunstancia mayor.

“Recepcionamos la denuncia, efectuamos valoraciones psicológicas a los denunciantes, ahí mismo elaboramos un estudio psicosocial a través de las entrevistas que realizamos en la comunidad donde habita la víctima y de esta manera fundamentamos la denuncia”, refirió.

Escobar añadió que gracias a la efectividad del trabajo que desempeñan, han logrado ganarse la confianza de muchas mujeres, quienes en su mayoría hacen uso de los servicios policiales para entablar denuncias relacionadas al incumplimiento en el pago de pensiones alimenticias y problemas de entendimiento familiar.

“He venido a denunciar a mi pareja, el cual me agredió físicamente… la verdad es que el trámite avanza rápidamente y eso me llena de satisfacción, porque se ve que la Policía está interesada en ayudarnos. Yo insto a todas las mujeres que no sigan sometidas a la violencia porque ahora sí tenemos quien nos apoye”, afirmó Yuseth Castro.

“Con la realización de las denuncias estamos evitando más muertes, acá vine a pedir justicia y estoy recibiendo mucho apoyo por parte de las oficiales, la investigación avanza de manera correcta y me siento más segura”, concluyó Martha González.