La Dirección General de Bomberos (DGB), hizo un llamado este lunes a los nicaragüenses a fortalecer un modelo de unidad y convivencia, tomando en cuenta que el incendio del pasado sábado, en el Barrio Monseñor Lezcano, fue a raíz de problemas de entendimientos familiares.

El Comandante Ramón Landero, explicó que este incendio lo originó, por problemas maritales, la señora Amelia Vega Guillén (40 años), a eso de las 1:09 de la tarde del sábado; arrasando con una vivienda y otras 2 parcialmente incineradas.

“Para evitar estos incendios, la convivencia familiar es un elemento muy importante; debemos de vivir en armonía, vivir en paz, y en tranquilidad. Tenemos que vivir como una solo familia nicaragüense”, manifestó.

Indicó que este incendio, a llama abierta, puso en riesgo a las familias vecinas; quienes salieron afectados por la inhalación de humo.

“Esto genera zozobra, intranquilidad en las personas. Se vieron afectadas dos familias inocentes, que nada tenían que ver con la situación familiar de esta señora (Amelia Vega)”, señaló.

El Comandante Landeros, informó que este incidente, formó parte de las 123 emergencias que atendió la Dirección General de Bomberos en las últimas 72 horas en todo el país.