Un total de 25 familias de la Comunidad San Caralampio en el municipio de La Concepción, Masaya, con mucha emotividad recibieron de manos del Gobierno Sandinista a través del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR) las llaves de sus nuevas viviendas y la ampliaciones domiciliares, acción que restituye el derecho de los protagonistas a vivir en un espacio seguro, acogedor y en óptimas condiciones.

El proyecto habitacional denominada “Gracias a Dios” las edificaciones cuentan con 32 metros cuadrados, construidas a base de piedra cantera, hierro, perlines, puertas de madera, cuentan además con espacios suficientes para vivir cómodamente, reduciendo el hacinamiento en el que se encontraban anteriormente.

“Hoy es un día lleno de bendiciones, estoy recibiendo el más grande apoyo por parte del Gobierno Sandinista, como lo es mi casa nueva, a partir de hoy dejo de habitar en una casa construida a base de plástico, toda vieja y dañada en la que viví momentos difíciles, sobre todo durante las lluvias. Sin el apoyo del gobierno no hubiese sido posible construir una casa pues mis ingresos son bajos”, señaló Rosario Carballo.

Así mismo, el matrimonio de Germán Hernández y Juana Carballo, una pareja de ancianitos dedicados por muchos años al trabajo agrícola, afirman que solo el gobierno sandinista es capaz de brindar una mano amiga a quienes más lo necesitan.

“Gracias a Dios y a nuestro presidente hoy tenemos la oportunidad de vivir mejor, ya no tenemos que estar durmiendo en una casa vieja que con mucho esfuerzo construimos hace 50 años pero que el tiempo la dañó. Ahora tengo una linda casita, segura en la que no me voy a mojar” dijo entre lágrimas Juana María Carballo.

“Tener una casa es una gran bendición, a pesar de que ya estamos viejitos vamos a disfrutar nuestros últimos años de vida en una casa digna, ahora tengo algo mejor que dejarle a mis hijos. No hay mejor regalo que una vivienda ya que a mi edad ya no puedo trabajar y eso me limitaba para poder construir una nueva casa” refirió Germán Hernández.

En la comunidad de San Caralampio el Buen Gobierno ejecuta la construcción de 120 espacios habitacionales de los cuales se han logrado edificar 50 de ellas, permitiendo que cada vez sean más las familias que viven dignamente.

“En esta ocasión estamos cumpliendo con la construcción de 15 ampliaciones de dormitorios, reduciendo el hacinamiento, así mismo estamos entregando 10 nuevas viviendas con su respectivo equipamiento, sus servicios básicos y así brindarles bienestar”, concluyó Guillermo Arana, representante de Invur.