Militancia sandinista de todas las generaciones, autoridades locales, madres de héroes y mártires y combatientes históricos conmemoraron el 36 aniversario de la caída de los héroes y mártires de Pancorva, del Municipio de La Paz Centro, León.

La conmemoración inició en horas de la mañana con una caminata de más de 17 kilómetros y culminó con la develación del monumento al guerrillero histórico y una placa de reconocimiento a la lucha de los héroes y mártires.

En el lugar se congregaron Juventud Sandinista, Gabinetes de la Familia, Consejos de Liderazgo Sandinista, población en general y una delegación de jóvenes internacionalistas de movimientos de izquierda de Latinoamérica.

El tramo carretero entre La Paz Centro e Itzapa fue el escenario de la caminata que protagonizaron con la conciencia crecida en más Revolución las bases sandinistas en este aniversario. En el acto también se presentaron a las candidatas al certamen “Chavala 36 aniversario de la Revolución”.

Ruth Zapata, miembro de la Juventud Sandinista, dijo que en cada aniversario los jóvenes se comprometen con el legado de los héroes y mártires.

“Ellos ofrendaron sus vidas porque nosotros vivamos en esta Nicaragua libre y lo que nosotros tenemos que hacer es seguir adelante, siempre apoyando a nuestro Gobierno. Se están cumpliendo los ideales por los que lucharon nuestros mártires, así como ellos hace 36 años entregaron su vida, ahora nosotros tenemos que hacer que siga resplandeciendo la libertad, los derechos de los nicaragüenses. Nuestros ideales ahora son esos: luchar porque Nicaragua siempre siga adelante”, expresó Zapata.

Rommel Ruiz, otro joven sandinista, señaló que el compromiso de la juventud es mantener vivo el legado que los héroes y mártires heredaron a los nicaragüenses.

“Ellos lucharon para librar al país de la dictadura somocista, el legado para nosotros es seguir luchando con nuestro Comandante Daniel, luchando con nuestra Compañera Rosario para que cumplamos el compromiso con estos héroes y mártires”, indicó.

“Tenemos la responsabilidad es desarrollar los programas sociales para combatir la pobreza”, indicó.

Mauricio Torres, El Tigrillo, fue uno de los combatientes históricos que participó en la lucha insurreccional que el Frente Sandinista desarrolló en el departamento de León, particularmente en el sector de Pancorva.

“Acá fue un punto de referencia para detener a la guardia, éramos los que conteníamos a esas fuerzas que tenía la guardia nacional. Yo estuve aquí con muchos compañeros entre ellos Vivian Hernández, Sebastián Segura, la Compa Pina, y en fin muchos compañeros que ahora gracias a Dios y a esta Revolución vivimos en un país libre, buscando beneficios para nuestro pueblo con el Comandante Daniel a la cabeza”, relató Torres.

“El compromiso que debemos de asumir todo es trabajar por la clase desposeída como en un momento nos dijo el Comandante Carlos Fonseca, luchar porque este triunfo siga siendo una victoria más y que nunca perdamos nuestro objetivo que es ser parte de la revolución y el apoyo que el Comandante Daniel Ortega necesita para trasladar los beneficios a la población, como más salud, más escuelas, más centros infantiles, más educación, más de todo lo que nunca nos dieron los gobiernos neoliberales”, agregó el combatiente.

“Para nosotros es un honor estar en este homenaje acá donde n se derramó la sangren no en balde, sino para que hoy tengamos una Nicaragua completamente libre”, concluyó “el Tigrillo”.

En el acto participó una delegación de internacionalistas de la izquierda latinoamericana que visitan el país en el marco del 36 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

Mikel Betancourt, delegado de la juventud cubana, expresó que ningún país puede vivir sin tener presente su historia y sin que las nuevas generaciones puedan hacerse eco de ello y puedan seguir el legado de lo que hicieron sus héroes y mártires.

“Los jóvenes de hoy tienen que ser capaces de continuar la Revolución porque las generaciones van pasando de época en época, por eso es importante este trabajo que realiza la Juventud Sandinista, los movimientos juveniles y las asociaciones estudiantiles” para mantener viva la memoria de los héroes y mártires, explicó Betancourt.