El pueblo católico de Niquinohomo se desbordó la mañana de este 12 de julio para iniciar los festejos a su patrona Santa Ana.

Con la tradicional Licencia, la imagen de la madre de la Virgen María y abuelita de Jesús, inició su peregrinar por las calles del municipio acompañada de la música de chicheros, bailes, pólvora y el juego de los Chinegros.

Jasón Álvarez explicó que año con año inician las fiestas de su patrona con una pequeña eucaristía y luego la procesión que es acompañada por jóvenes niquinohomeños jugando a los Chinegros con “Verga de Toro”, un chilillo elaborado con los genitales del toro y que consiste en tirarse golpes unos a otros sin golpearse la cara y las partes nobles.

“Somos de San Juan de Oriente y cada año venimos a las fiestas de Santa Ana y ésta (Chinegros) es una tradición de San Juan de Oriente que se ha venido transmitiendo de generación en generación y hemos venido a alegrar las fiestas de Santa Ana”, comentó Germán Ríos.

Gladys del Socorro Baltodano afirmó que la celebración de Santa Ana es una fiesta para todas las familias del mundo y que en Nicaragua, especialmente en Niquinohomo, es un festejo dedicado a la madre de María, donde las familias vienen a agradecer los milagros y bendiciones recibidas para mejorar la salud personal y de todos sus miembros.

“Toda nuestra vida es de agradecimiento a Dios, a nuestra Madre Santísima, a nuestra Abuela Santa Ana, porque todo lo que hoy tenemos es gracias a ellos que nos cuidan y siempre nos bendicen día a día”, dijo Darling Ruiz.

Alejandro Nicaragua declaró que en el inicio de las fiestas la imagen de Santa Ana sale en procesión a recorrer todas las calles del municipio, donde el pueblo católico la acompaña para pagar promesas y asumir nuevos compromisos religiosos.

“Es un momento muy alegre, muy emotivo, sobre todo porque le damos el lugar a nuestra abuelita que es la madre de nuestra Santísima Virgen, quien al mismo tiempo es la madre de nuestro Señor Jesucristo; y aquí el pueblo se siente muy alegre, con mucho fervor religioso y le pedimos a Dios que este pueblo siga adelante siempre con ese amor y fe hacia nuestra abuelita Santa Ana”, comentó Mayra Zamora.

Las fiestas de la Abuelita de Niquinohomo, como la han denominado los lugareños, se extienden a lo largo del mes y culminan con una solemne procesión, luego de la santa eucaristía, el propio día de Santa Ana el próximo 26 de julio.