Un operativo antidrogas que ejecutaba la Policía Nacional la noche de este sábado en el sector de Las Jagüitas, en Managua, resultó en una verdadera tragedia cuando los agentes antinarcóticos, por confusión, abrieron fuego contra un vehículo particular en el que viajaba una familia de 7 miembros, tres de los cuales fallecieron debido a los impactos de bala, informó Crónica TN8 la noche de este sábado.

Según relató Milton Reyes, padre de familia y conductor del vehículo baleado, él junto a su esposa, su cuñada y 4 niños, regresaban de una iglesia y se dirigían a su casa, cuando los agentes que estaban en una zona oscura en el sector de las Cuatro Esquinas, intentaron detener su vehículo, pero sin identificarse como agentes policiales.

Reyes explicó que él no detuvo el vehículo porque los agentes no se identificaron en el momento y presumió que se trataba de un asalto, por lo cual decidió acelerar la marcha. En ese momento aceleró el automotor y los agentes realizaron disparos que alcanzaron la humanidad de por lo menos 5 ocupantes del vehículo.

Posteriormente, Reyes continuó manejando y en dos sectores más los agentes abrieron fuego contra el vehículo. La persecución terminó cuando las llantas del vehículo resultaron ponchadas y se provocó un accidente contra otro vehículo particular que circulaba en la zona.

Reyes relató que una vez detenida la marcha del vehículo, pidió auxilio a los agentes que se encontraban en un cordón policial, pero no lo ayudaron hasta minutos después que decidieron trasladar en una patrulla a los heridos hacia el hospital Manolo Morales.

Los fallecidos

La tragedia cobró la vida de Katherine Domínguez, de 22 años, y Efraín Ramírez, de 11 años. Los demás miembros de la familia fueron atendidos en el Hospital Manolo Morales y se conoció que al menos una de las personas heridas, de nombre Aura Reyes, fue trasladada en condición grave al hospital Lenín Fonseca.

Posteriormente, se supo que ella también falleció horas después producto de los impactos de bala.

Primera Comisionada se solidariza con las familias afectadas

Al lugar de los hechos se presentó la Primera Comisionada Aminta Granera, quien luego de conocer los hechos expresó su solidaridad y la solidaridad del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo ante esta tragedia.

Granera prometió a los familiares de las víctimas que se haría justicia y que los agentes implicados estaban siendo detenidos y serían pasados a manos de la Fiscalía para enfrentar el debido proceso judicial.

Tras conocer los hechos que fueron relatados por Milton Reyes, la Primera Comisionada calificó el suceso como una tragedia que enluta a las familias nicaragüenses y a la Policía Nacional.

“Esto es una tragedia, una tragedia que ha afectado a una familia nicaragüense, que ha afectado de la misma forma a la Policía… vengo personalmente para ver y asegurarle al padre de estos niños, que los compañeros policías responsables hoy mismo estarán en prisión y van a enfrentar un proceso judicial”, dijo la Jefa, instruyendo al Comisionado General Avellán a proceder a lo inmediato.

“Eso se lo podemos asegurar, que aquí va a haber justicia. Comisionado General Avellán, hoy mismo los compañeros van a dormir en Auxilio Judicial y va a ser pasado el expediente a la Fiscalía, así que Asuntos Internos queda fuera de esto, este es un asunto penal que se va a pasar el expediente a la Fiscalía y van a someterse a juicio”, expresó Granera.

La Primera Comisionada explicó que el lugar donde se realizó el operativo es una zona donde cualquier persona siente temor si sale alguien a detenerlo.

Explicó que el interés de que los agentes estuvieran en esa zona es que había información de que un cargamento del narcotráfico pasaría por ese lugar.

“Lamentablemente, el operativo terminó en una tragedia… una tragedia que enluta a una familia y enluta a la Policía Nacional”, reiteró.

Granera explicó que los agentes tenían que haber estado por lo menos con un bastón lumínico y cerciorarse que verdaderamente no iban niños y que realmente se trataba del vehículo que estaban esperando.

“Aquí va a haber justicia y los compañeros en este momento van para auxilio judicial”, reiteró Granera.

Pobladores reconocen presencia de la Jefa Policial

En el lugar de los hechos donde vecinos del sector llegaron a observar lo que pasaba, las familias se encontraban consternadas, pero agradecieron la presencia de la Jefa de la Policía Nacional, quien informó que el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo también están consternados con la situación.

“Primera Comisionada, le agradecemos mucho su atención, porque de todos los que han estado aquí, ningún comisionado se ha agarrado los pantalones a como usted los tiene puestos. Se lo agradecemos de lo mejor”, dijo uno de los ciudadanos presentes en el lugar.

“Quiero decirles que ustedes tienen el respeto no solo mío, sino también de nuestro Presidente, que está en este momento sumamente dolido y preocupado por lo que pasó y me dijo que estuviera presente”, afirmó Granera.

“Esto es una tragedia, esto no lo hemos querido, esto es una tragedia que nosotros, yo como madre, como abuela siento el dolor que siente él y siento el dolor como Directora General de la Policía Nacional. Créanme que siento una conmoción y un dolor terrible, porque estamos para servirles y no para esta tragedia inmensa que enluta a nuestra institución de la misma forma que enluta a esta familia”, dijo Granera.

“Ustedes piden justicia y justicia van a tener, ustedes van a tener justicia, los compañeros responsables de esta tragedia… porque no quisieron matar a los niños, pero actuaron de una forma totalmente irresponsable que merecen pasar al tribunal y ser sancionados”, reiteró Granera.

“Esa es la orden de nuestro Jefe Supremo el Presidente de la República y esa es la orientación que públicamente, delante de toda esta población le estoy dando al General Avellán, al compañero de Asuntos Internos y que vamos a cumplir en este mismo momento”, concluyó Granera, quien se trasladó al hospital para visitar a las personas afectadas.

Familia indignada reclama justicia

Leyka Delgadillo, esposa de Milton Reyes, quien fue trasladada al Hospital Manolo Morales junto a los miembros de su familia que estaban siendo atendidos, se mostró consternada y reclamó sobre el actuar de los agentes policiales al tiempo que lamentaba la situación.

“¡Nos agarraron a balazos y nos mataron a todos mis hijos y a mi hermana, nos poncharon la primer llanta y mi marido creía que eran ladrones, entonces aceleró, y no se pararon, nos agarraron a balazos! ¡Cómo dejaron el carro, de viaje lleno de balas!”, dijo mientras lloraba.

“Los malditos de remate vienen a tirarnos aquí, como m… y se van, un señor grabó todo y los malditos quitaron el teléfono”, relató Delgadillo.

La Primera Comisionada, Aminta Granera, se presentó al Hospital Manolo Morales para verificar el estado de salud de las víctimas, al mismo tiempo que informó al resto de los familiares que los agentes involucrados en el hecho responderán ante la justicia por sus actos.

“Ellos pasarán a la Fiscalía para ser acusados en un proceso judicial. Vean que se va a hacer justicia, esto es una tragedia, como Directora de la Policía estoy terriblemente dolida, conmocionada y no puedo más que ofrecerles que se va a hacer justicia”, dijo Granera, evidentemente afectada, a la madre de familia.

Familiares de las víctimas relataron a la Jefa Policial cómo fueron baleados por los agentes policiales.

“Nadie siente el dolor que yo siento por mis niños, tenía once años mi niño (…) él estaba en sexto grado mi muchachito. Mi muchachito iba a la promoción ahorita y no lo llevo a mi niño. No le pedía nada a nadie, ni era vago mi niño. Eran unos niños, me los quitaron… ni siquiera se pararon, de remate nos agarraron como saco de papas. ¡Quiero a mi hijo, quiero a mi niño!”, fueron las palabras de la madre, quien se encontraba desconsolada en el Hospital Manolo Morales.

Extraoficialmente, se conoció que 20 agentes anti narcóticos fueron los involucrados en esta tragedia, los que enfrentarán el debido proceso judicial por su actuar.