La crecida del Río Escondido que dejó un total de 97 viviendas anegadas y 20 familias evacuadas en el municipio de El Rama, Región Autónoma del Caribe Sur, comenzó a disminuir de nivel, mientras las autoridades realizan una evaluación de daños en las comunidades afectadas, informó el responsable del Centro de Operaciones de Emergencias del Comupred de El Rama, Javier Cruz Molina.

En una entrevista telefónica con El 19 Digital, Molina explicó que el descenso de las aguas comenzó desde este viernes y hasta medio día del sábado se reporta que la crecida ha bajado hasta 5.1 metros sobre el nivel del río.

Cruz informó que una comisión de Evaluación de Daños, integrada por las autoridades locales y delegados de las instituciones como el MAG, Policía Nacional, Inafor, entre otras, realizan un recorrido por las comunidades afectadas por el desborde del río.

“Andan haciendo un diagnóstico de esas comunidades para ver las afectaciones, para hacer un plan de atención a estas familias en la rivera de los ríos”, aseguró.

Hasta el momento la cifra de familias afectadas se mantiene en 20, las que están resguardadas en un albergue temporal ubicado en la Casa de Cultura.

En total son 82 personas, de ellas 34 son menores de edad, que están recibiendo las atenciones en alimentación, salud y resguardo.

“Se les ha estado garantizando alimentación, frazadas, colchonetas, leche, se ha coordinado con el Minsa atención medica y fumigaciones, la Policía está garantizando la seguridad”, explicó Cruz.

Se reporta que las lluvias comenzaron a disminuir razón por la cual algunas familias han manifestado su deseo de regresar a sus casas.

Cruz explicó que antes de acompañar el retorno de las familias a sus hogares, las autoridades desarrollarán acciones de limpieza, así como jornadas de salud en las viviendas afectadas para garantizar la salud de la población.

Ismael Díaz, gerente del Puerto Arlen Siú, explicó que ese puerto ha estado trabajando en la parte de la recepción y despacho de la mercancía que se encuentran en los almacenes, sin embargo lo que sí ha estado cerrado es la atención a los barcos en los muelles de atraco.

“En ese sentido todavía nos mantenemos sin poder operar ya que el río todavía lo tenemos a 5 metros y esperamos que a partir del día de mañana se pueda restablecer completamente la actividad del puerto”, indicó.