Hoy se cumplen 24 años del fenómeno astronómico que marco a muchas generaciones en México, Centroamérica y parte de América del Sur. Se trata del Eclipse Total del Sol que se dio un 11 de Julio de 1991 en horas del medio día.

El evento astronómico inició en el Océano Pacifico y Hawai, continuó por México, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Peru y Brasil, con una duración de 6 minutos y 33 segundos.

El eclipse del 11 de julio de 1991 fue considerado como “el del siglo XX”, debido a su duración.

Un día soleado se transformó en oscuridad durante el paso del Eclipse Total del Sol en Nicaragua, ese día muchos nicaragüenses observaron el fenómeno astronómico, mientras muchos lo seguían a través de la televisión nacional.

“Todo se oscureció, yo estaba en la finca y vos sabés que en ese entonces la radio informaba, y en menor medida la televisión, entonces se creaba cierto temor por los rumores de que te quemaba si mirabas el sol directamente”, expresó Salomón Manzanarez Calero.

“Recuerdo que cuando comenzó el eclipse y se fue poniendo más oscuro, las gallinas se desorientaron y buscaban los árboles con intenciones de subirse y los perros ladraban sin parar”, dijo Manzanarez.

Ese día miles de nicaragüense se mostraron asombrados cuando el día se oscureció durante el Eclipse Total del Sol, bajando la temperatura y las aves y gallinas buscaban su lugar para ir a dormir ya que parecía que entraba la noche.

Esa vez se puso a la venta una especie de anteojos con filtros, para evitar lesiones en los ojos al observar el paso de la Luna entre el Sol y la Tierra.

La sensación era como si fueran las 6 de la tarde a la hora del Eclipse y el evento fue observado por millones de personas alrededor del mundo.

Será hasta el año 2132 cuando, según los cálculos científicos, los nicaragüenses podrán ver algo similar a lo que se vivió aquel 11 de julio de 1991 experiencia que quedó grabada en las mentes de muchos, quienes 24 años después lo recuerdan con asombro.

Foto Cortesia: Victor Hugo Hurtarte, usando un Telescopio C8 el 11 de Julio de 1991 desde El Salvador.