El encuentro de mujeres organizadas en cooperativas de viviendas, fue realizado en el contexto de la celebración del Día Internacional del Cooperativismo.

Fanny explicó que las mujeres cooperativistas han tenido grandes avances, gracias al apoyo y la voluntad política del Presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, porque se está trabajando en la restitución de los derechos a la vivienda y de los diferentes derechos que tienen los seres humanos.

Destacó que ya hay una ley de vivienda que se ha puesto en marcha y ha beneficiado a un sector de la población, añadiendo que eso es lo que están tratando de lograr, por lo que llevarán una carta a la compañera Rosario solicitándole ayuda para lograr el sueño de tener una casa digna.

Solicitan vivienda de bajo costo


Señaló que en León, una de las cooperativas del sector logró obtener un financiamiento justo, adecuado para construir unas viviendas de 54 metros cuadrados, que cuentan con cielo raso, piso de cerámica y las cuales pudieron colocarlas con una cuota de 60 dólares y eso es lo añadió quieren seguir replicando en todo el país.

Al respecto, Isaura Domitila Calderón manifestó que en la ciudad de Estelí hay bastantes recursos económicos y humanos además de terrenos, por lo cual señaló que requieren del apoyo de las autoridades municipales en materia de recursos financieros con bajos intereses para poder obtener una vivienda de bajo costo, dado que el poder adquisitivo de las cooperadas es bajo.

Por su lado Cristina Morales, de una cooperativa de 25 mujeres en Juigalpa y las cuales trabajan en diversas cosas, como comerciantes, agricultoras y amas de casa, entre otras cosas, dijo que la lucha que están haciendo es por obtener una vivienda digna y esa es la petición que están realizando al Presidente Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo.

Morales que pertenece a una de las dos cooperativas de vivienda que existe en Juigalpa, como son Fe y Esperanza y Amor y Paz, señaló que en Juigalpa las tierras están carísimas y ellas no pueden pagar más de 60 dólares por una vivienda por ser de recursos escasos.