A pocos días de celebrarse el 36 aniversario del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista, familias del barrio San Cristóbal en el Distrito IV de la capital, rindieron homenaje a sus héroes y mártires, entre ellos el compañero Roberto Lara Mercado, quienes entregaron su vida por la liberación de Nicaragua.

Gracias a nuestros héroes y mártires, esa juventud que dio todo por la liberación de Nicaragua, hoy las familias disfrutan de esta revolución en paz, tranquilidad y restitución de derechos, gracias al Gobierno Sandinista.

Roberto José Lara Mercado, conocido con el seudónimo de “Pablo” se caracterizó por organizar a los sindicatos de la Central Sandinista de Trabajadores (CST) y participó en el llamado a los jóvenes a integrarse al Frente Sandinista de Liberación Nacional en los barrios.

El compañero Mercado organizó el sindicato de la CST en Juigalpa, Chontales.

Mercado nació el 4 de Julio de 1956 y cayó el 4 de noviembre de 1979, cumpliendo con las tareas orientadas por el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

“Los combatientes históricos llevamos en nuestros corazones a nuestros compañeros, pero nosotros aquí estamos y seguimos cumpliendo las orientaciones del FSLN y considero que después de la muerte seguiremos cumpliendo con nuestro legado”, dijo Enrique José Barquero Guadamuz.

Dafnis Salvador Aburto recuerda que Roberto Lara tenía una capacidad nata organizativa en los barrios y en diferentes organizaciones en las que participó.

“Gracias a nuestros héroes y mártires, gracias al comandante Daniel, hoy estamos viviendo nuevos tiempos y valió la pena los sacrificios que hicimos porque ahora estamos en una Nicaragua libre y vamos adelante”, expresó con entusiasmo Aburto.

Simultáneamente, en la Colonia Managua, otro grupo de compañeros entre pobladores, juventud, niños y combatientes rindieron homenaje con un acto político-cultural al combatiente Julio Chamorro.

Róger Bosco Pacheco Mora, de la Colonia Managua expresó “conocí a Julio Chamorro con el seudónimo de “Maximiliano”… hablar de Julio Chamorro es hablar de audacia, valor y valentía”.

“Su niñez fue activa, cuando mi familia y yo nos trasladamos, él llegó, ya andaba organizado y andaba huyendo de la Guardia, luego él regresó a Managua y nos dimos cuenta que ya andaba metido en el Frente Sandinista”, señaló.

“Julio Chamorro fue un joven que se caracterizaba por su audacia y esa audacia lo llevo a integrarse al Frente Sandinista y luchar y morir por el pueblo” dijo Mora.

Chamorro tenía 18 años cuando cae en combate un 19 de Junio de 1979 en las cercanías del Paraisito, donde fue emboscado por una patrulla de la guardia y lo hieren, él se fue replegando hasta que lo atraparon y lo asesinaron.

Róger Bosco afirmó que gracias a jóvenes como Julio, que dieron su vida y su sangre, vivimos hoy en una Nicaragua en paz y tranquilidad.

“Los que hacen el alboroto es porque quieren hacer el alboroto, porque aquí en Nicaragua vivimos en paz, tranquilidad, hay programas sociales para la población, gracias a estos jóvenes que dieron su vida”, finalizó.