El Gobierno Sandinista, a través del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), rindió este viernes un merecido homenaje al artista plástico nicaragüense, maestro Arnoldo Guillén, en saludo al 36 Aniversario del glorioso triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

Guillén es un artista originario de la Isla de Ometepe, miembro del Grupo PRAXIS de pintores innovadores de Centroamérica. Ganador del Premio a Carteles Políticos y Premio Especial "Juan Marinello", de la Bienal de La Habana, Cuba.

El homenaje se desarrolló desde el Salón de los Cristales del Teatro Nacional Rubén Darío, al que asistieron destacados artistas de la plástica nicaragüense. En este tributo, destacaron a Guillén como el mejor pintor y escultor, después del reconocido Rodrigo Peñalba.

Al recibir este homenaje, el maestro Guillén manifestó que el mismo se ha dado como una sorpresa de parte del Instituto Nicaragüense de Cultura y su equipo de trabajo.

“(Este homenaje) me ha hecho olvidar el estado deplorable en que me encuentro, porque ha sido tan formidable, alegre; tan lleno de amor y cariño, que me ha llenado de muchas ilusiones”, sostuvo el pintor y escultor.

El co director del INC, compañero Arquitecto Luis Morales Alonso, recordó que con el triunfo de la Revolución Sandinista, en los años ochentas, los artistas plásticos de la Asociación Sandinista de Trabajadores de la Cultura (ASTC), crearon este homenaje en saludo al triunfo de la Revolución Sandinista, y la gesta heroica de nuestro pueblo.

También rememoró, que en ese entonces, los artistas plásticos se reunían en la casa del maestro Guillén, la cual era como un centro de encuentros, donde celebraban tertulias; donde cantaban y bailaban y se hablaba de arte.

“Los artistas plásticos hemos sido bien unidos, y nos hemos querido todos. Y todos hemos tenido la dicha de tener un norte muy claro, que ha sido la revolución”, destacó Morales.

En este sentido, expuso que el maestro Arnoldo Guillén fue de ese grupo privilegiado que seleccionó Rodrigo Peñalba por todos los puntos cardinales de Nicaragua, cuando se trajo a todos estos chavalos becados a la Escuela Nacional de Bellas Artes en Managua, en los años cincuenta y sesenta.

También explicó que Guillén, ha sido reconocido por su importante obra del retrato. En cultura y pintura, desarrolló extraordinarias piezas del poeta Rubén Darío y del General Augusto C. Sandino.

“Con su lenguaje abstracto, Guillén desarrolla una temática concentrada o fijada en los volcanes; las cuales se exhiben en la Colección Museo Julio Cortázar y en las galerías del Teatro Nacional Rubén Darío”, manifestó.

En este emotivo homenaje, la Unión de Artistas Plásticos Nicaragüenses, otorgó al maestro Guillén una carta réplica manuscrita por Sandino; y una foto oficial de Sandino, cuando contrajo matrimonio con Blanca Stella Aráuz.