Un modelo de amor, paz y armonía promueven las Comisarías de la Mujer y la Niñez, instaladas en las diferentes delegaciones policiales de Nicaragua. Con una atención especializada, dan solución a problemas de entendimientos y fortalecen la convivencia familiar.

La Teniente Karen Salguera, Jefa de la Comisaría de la Mujer y la Niñez del distrito V de Managua, destacó que este trabajo se ha venido fortaleciendo, orientado por el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

“Trabajamos en función de darle respuesta a la ciudadanía; tratamos que las familias se unan. El equipo está especializado con investigadoras policiales, las cuales todas están capacitadas para darle respuesta a las familias”, refirió.

La jefa policial, explicó que las mujeres que requieren de este importante servicio, generalmente ponen su denuncia, y en seguida se les aplica una valoración psicológica.

“Se les hace el expediente al Ministerio Público, con quien trabajamos en conjunto, y hacemos una investigación total de los casos. Tratamos de armonizar a las familias y hablar con ellas”, sostuvo.

Al ser consultadas las familias sobre los servicios prestados en estas oficinas, destacaron que son positivos, sobre todo porque reciben orientación y una atención personalizada.

“Esta es una institución que siempre le ha dado apoyo a las mujeres, niñez y adolescencia. A mi hermana la pasaron a Psicología y a Fiscalía; y se ha venido poco a poco resolviendo su caso”, refirió Arturo Ochoa.

“Me ha parecido un buen trabajo y una buena atención que me han brindado, porque estaba necesitando consejos y ayuda profesional, La Policía me ha extendido su mano amiga, y desde hace una semana, siento que estoy mejor”, dijo Margarita Lazo.

De igual forma, Margarita Sánchez, quien acudió este jueves a la Comisaría de la Mujer del distrito V, aseguró que lo mejor es que, una vez puesta su denuncia, ha recibido todo un proceso de acompañamiento por las especialistas, no solamente interesándose por su problema, sino también por mejorar su estado emocional.