El titular del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), Pablo Fernando Martínez, agradeció al pueblo y gobierno de Japón el apoyo que de manera incondicional ha otorgado a Nicaragua para el inicio definitivo de la construcción de la carretera hacia Bluefields, Región Autónoma del Caribe Sur.

Es importante señalar que recientemente se firmó con el Banco Mundial el contrato para el tramo Bluefields-San Francisco, y que está próximo a ser rubricado el tramo San Francisco-Naciones Unidas, con lo que finalmente quedaría comunicado el Caribe Sur con el resto del país.

El Ministro subrayó que esto no sería posible si Japón no hubiera donado 10 millones de dólares para construir tres puentes y mejorar el camino de 80 kilómetros, ya que esto era una condición para que los organismos aceptaran financiar el proyecto carretero.

US$200 millones en infraestructura vial

Sin embargo, el apoyo de Japón va más allá, pues este país asiático donó el puente Santa Fe, en el Río San Juan.

“Era una condición sine qua non que puso el BID: que si había puente, había carretera. Si no había puente, no había carretera”, subrayó.

Otros proyectos en los que se ha visto involucrado Japón son la construcción del camino El Rama-Kukra Hill-Laguna de Perlas de 80 km, y Wapí-El Tortuguero. Ambos tramos fueron donados.

Para dar una idea de las dimensiones de la cooperación de este país en materia de infraestructura vial, el Ministro Martínez aseguró que desde el 2007 el apoyo asciende a 200 millones de dólares, de los cuales 80 millones van dirigidos a la Costa Caribe.

El funcionario destacó que una gran cantidad de puentes construidos por Japón van también orientados al Caribe Nicaragüense, entre estos La Tonga, Tecolostote y Las Banderas.

En ejecución está también el Puente Paso Real, ubicado entre Muy Muy y Matiguás.

Igualmente se están haciendo las gestiones para construir los puentes de Mulukukú, Prinzapolka y Ubú. Los tres serán producto de un préstamo muy concesional de 40 años de plazo, 10 de gracia y 0.1 de interés.