El gobierno de la Federación de Rusia está promoviendo entre sus ciudadanos un mayor cuidado a la hora de tomarse una “selfie” (autofoto).

Las advertencias del gobierno ruso, a través del Ministerio del Interior, se dan a raíz de un incremento en el número de personas que han sido víctimas de accidentes a la hora de tomarse selfies en sitios peligrosos.

En este sentido, las autoridades lanzaron una campaña por una “Selfie Segura”, con mensajes impresos, online y en video.

“Antes de tomarse la selfie, debemos pensar que esta carrera por buscar ‘likes’ podría llevarnos a la muerte y esa última foto extrema podría volverse un recuerdo póstumo”, manifestó recientemente Elena Alekseeva, del Ministerio del Interior de Rusia.

Al menos 10 personas han muerto y otras 100 han sufrido heridas este año en Rusia por esta causa, de acuerdo a The Associated Press (AP).

La muerte más reciente por una selfie fue la de Anna Krupeynikova, quien cayó de un puente en Moscú mientras intentaba tomarse una foto.

En mayo pasado, un escolar perdió la vida después de entrar en contacto con cables eléctricos, cuando quiso tomarse una selfie en las vías de un tren.

El mismo mes, una mujer de 21 años accidentalmente se disparó a sí misma en la cabeza al descuidar el arma por tomarse la selfie. Afortunadamente, sobrevivió.