En los años cuarenta, después de la Segunda Guerra Mundial, Håkan Mörne (Helsinki, 1900- Maarianhamina, 1961), prolífico escritor y viajero finlandés, visitó Nicaragua.

Mörne fue autor de numerosos libros, en lengua sueca, entre ellos «Den förgyllda fattigdomen» (La pobreza dorada), publicado en 1949 en Finlandia.

Buena parte del citado libro describe las experiencias que Mörne vivió en Nicaragua, adonde llegó procedente de Venezuela, vía Costa Rica, para dirigirse a Managua y de ahí recorrer el país en barco, bote, avión, a pie.

Quizás uno de los primeros turistas nórdicos contemporáneos en nuestro país, Mönre narra sus vivencias en Rivas, Managua, el Río San Juan de Nicaragua, el intrépido recorrido que realizó en menos de una semana, en bote y caminando a través de la selva, de San Juan de Nicaragua (Greytown) a Bluefields, entre otros puntos.

Considerado también por la crítica como un reportero social, Mörne viajó a Siuna, donde conoció de cerca la situación de los trabajadores mineros.

El título de la obra «La pobreza dorada» probablemente obedece a las impresiones y sensaciones provocadas en el viajero europeo por las condiciones de las plantaciones bananeras centroamericanas de la época, a las que se refirió de la siguiente manera: «...los conquistadores españoles nunca pudieron imaginarse que el oro que buscaban con fervor tan desconsiderado y a costa de tanto derramamientos de sangre, varios siglos después iría a explotarse en forma de fruta dorada, precisamente en esos odiados sitios palúdicos que atravesaban al buscar vanidosamente el metal precioso».

En la obra de 388 páginas y numerosas fotografías, Håkan Mörne relata con sensibilidad social y buen manejo de recursos literarios una variedad de pasajes de sus andanzas por El Castillo, el Río San Juan de Nicaragua, el Cerro Negro durante la erupción de 1948, Managua, entre otros lugares, captando los rasgos característicos de cada momento y localidad.

El periodista y escritor Jyrki Lappi-Seppälä, autor de una nueva versión de la traducción al finés de “Don Quijote de la Mancha”, comentó al embajador de Nicaragua en Finlandia, Ricardo Alvarado, que “Mörne fue un destacado autor finlandés, hijo del también escritor Arvid Mörne”. Mörne (padre), de principios socialistas y promotor del concepto de la identidad sueco-finlandesa como identidad minoritaria, es considerado uno de los principales poetas finlandeses del siglo XX.

Lappi-Seppälä, conocedor y admirador de nuestro país, donde vivió a inicios de los años noventa, asimismo compartió con Alvarado una serie de poemas de Rubén Darío traducidos al finés.

Es de observar que el libro de Håkan Mörne contiene una traducción al sueco (de la escritora Barbro Mörne, hermana de Håkan) del poema del Príncipe de las Letras Castellanas «Lo Fatal».

En uno de los capítulos de «La pobreza dorada», Håkan Mörne reseña el encuentro que tuvo en el vapor Victoria, navegando por el Lago de Nicaragua, con Sir Patrick Leigh Fermor (1915-2011), distinguido autor y soldado inglés, héroe de la Segunda Guerra Mundial y considerado uno de los grandes escritores del siglo XX de libros de viajes.

Mörne, Leigh Fermor y el fotógrafo griego Costa Achillopulo viajaron juntos a la Costa Caribe nicaragüense, navegando tres días por el Río San Juan de Nicaragua.

La visita de Håkan Mörne, Sir Patrick Leigh Fermor y otros prominentes intelectuales y cronistas internacionales de viajes confirma el poder magnético de los encantos naturales nicaragüenses en los que sin duda, a través de los siglos, se han inspirado poetas y escritores, y han atraído y continúan atrayendo, ahora más que nunca, a visitantes de todas las latitudes.