Grecia ya ha pedido formalmente una nueva solicitud de rescate al mecanismo financiero europeo (MEDE).

La petición de ayuda alcanzaría los 50.000 millones de euros en tres años con el compromiso por parte de Atenas de realizar reformas fiscales y en las pensiones.

Según ha informado Bloomberg, el gobierno de Tsipras ha pedido un préstamo de tres años para recuperar la estabilidad financiera del país.

En una carta, el nuevo ministro de finanzas heleno Euclides Tsakalotos ha asegurado que el gobierno presentará mañana una lista de reformas concretas en el área de la "sostenibilidad fiscal, crecimiento económico a largo plazo y estabilidad financiera".

Michel Reijns, portavoz del presidente del Eurogrupo Jeroen Dijsselbloem, ha asegurado que la petición griega será analizada por el llamado Grupo de Trabajo del Euro.

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) también ha anunciado que se reunirá esta tarde después que el Banco de Grecia haya pedido más ayuda económica de emergencia, que se conoce popularmente como ELA ('Emergency Liquidity Assistance') por sus siglas en inglés.

En el transcurso del día de hoy está prevista una reunión del Eurogrupo por teleconferencia a la espera de que el jueves el gobierno de Atenas plantee sus propuestas concretas para empezar a negociar los términos del tercer rescate.

El próximo domingo los jefes de Estado de los 28 países miembros de la Unión Europea tendrán la última palabra a la hora de decidir si se aceptan las reformas presentadas por Grecia de cara a continuar obteniendo la ayuda de los socios y los acreedores europeos.