Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron un nuevo cese al fuego unilateral, a partir del próximo 20 de julio, el cual se extenderá por un mes.

El anuncio fue hecho por Iván Márquez, jefe negociador de las FARC, desde La Habana, Cuba.

“Recogiendo el espíritu del llamado de los garantes del proceso (Cuba, Noruega y los acompañantes del mismo Venezuela y Chile), anunciamos nuestra disposición de ordenar un cese al fuego unilateral a partir del próximo 20 de julio y durante un mes”, dice el comunicado leído por Márquez.

Según la guerrilla, con el nuevo cese unilateral buscan “condiciones favorables para avanzar con la contraparte en la concreción del cese al fuego bilateral y definitivo”.

A continuación, el comunicado de las Farc:

Saludamos y hacemos nuestro íntegramente el llamamiento realizado en el día de ayer en La Habana por los países garantes y acompañantes de los diálogos de paz. Nos congratulamos de la expresa solicitud a las partes pidiendo el desescalamiento urgente del conflicto armado, restringir al máximo las acciones de todo tipo que causan víctimas y sufrimiento, e intensificar la implementación de medidas de construcción de confianza, incluyendo la adopción de un acuerdo de cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, y otro sobre los derechos de las víctimas.

Vinimos a Cuba a alcanzar un acuerdo de paz, a poner fin a una guerra que sobrepasa el medio siglo. Nada puede complacernos más que acabar definitivamente con la confrontación, la violencia, la generación de nuevas víctimas y el sufrimiento del pueblo colombiano a consecuencia del conflicto.

Recogiendo el espíritu del llamado de los garantes del proceso, Cuba y Noruega y de los acompañantes del mismo, Venezuela y Chile, anunciamos nuestra disposición de ordenar un cese al fuego unilateral a partir del 20 de julio, por un mes. Buscamos con ello generar condiciones favorables para avanzar con la contraparte en la concreción del cese al fuego bilateral y definitivo.

Solicitamos desde hoy los buenos oficios como veedores de esta determinación, al Frente Amplio por la Paz, las iglesias y al movimiento constituyente por la paz.