Decenas de agentes se movilizaron este martes por el barrio Acahualinca, como parte de los operativos especiales que realiza la Policía Nacional para garantizar la tranquilidad y la paz en los hogares nicaragüenses.

A bordo de patrullas, las fuerzas del orden fueron recorriendo cada calle requisando y deteniendo a consumidores de drogas, a sospechosos de actos delictivos o a aquellos que ya estaban circulados en los archivos policiales.

Según el Comisionado Tomás Velázquez, Jefe de Vigilancia y Patrulla de la Policía Nacional, este tipo de operativos son realizados por el Grupo de Intervención de Barrios que es el que pone “el dedo en la llaga” al incursionar en aquellos lugares con incremento en el actuar de la delincuencia.

Explicó que además de este grupo, están los agentes que efectúan los patrullajes ordinarios.

Velázquez señaló que muchas veces se desconoce la identidad de los actores de robos con intimidación, de ahí que esta unidad de intervención especial se encarga de dar con ellos en base a las denuncias.

“Se identifica, se busca, se captura y se esclarecen los hechos delictivos”, aseguró Velázquez.

Recordó que hace 5 años en Managua se registraban unos 30 robos con intimidación diariamente. La disminución ha sido tan drástica que el pasado domingo hubo 6 y el lunes solo 2 delitos de este tipo.

Algo importante destacado por el jefe policial es la intervención en base a la microlocalización de la actividad delictiva, en lo cual juega un papel muy importante el apoyo de la comunidad organizada.