Los cuatro pilares fundamentales en la porcicultura, como son el manejo, bioseguridad-sanidad, alimentación y genética, fueron abordados durante el encuentro del Sistema de Producción, Consumo y Comercio con este sector.

En la reunión se plantearon varias inquietudes dirigidas a concretar capacitaciones, modernizar, tecnificar, mayor presencia policial y la búsqueda de soluciones al fenómeno de la sequía, que de seguir así afectaría el factor alimentación.

El ingeniero Marcos Umanzor, presidente de la Cámara Nicaragüense de Porcicultores (CNP) manifestó que “Ha existido una inquietud desde hace rato por parte de los productores por querer especializarse más en esto. Ahora con las autoridades de gobierno hemos hecho el contacto y nos van a ayudar en las capacitaciones que se harán en dos sesiones”.

“Una de las metas que tenemos como cámara es hacer una reconversión en la porcicultura, es decir, ya obviar eso de tener el cerdo amarrado en un palo y una llantita de suero a la orilla. Queremos buscar que las personas miren que si se le invierte al cerdo pueden tener mucho más rendimiento y ganancias al final”.

Para ello, aseguró Umanzor, hay que invertir en genética, inseminación artificial, ya que resulta más factible económicamente comprar el semen.

“Tenemos un 95 por cierto de cerdo de traspatio, que le dicen cerdo indio. La meta es buscar que ese 95 por ciento retrocederlo lo más que se pueda”.

“La población nacional de cerdo se estima en un millón 300 mil animales. Tenemos capacidad para cumplir la demanda a nivel nacional, sin embargo, no la cumplimos por los mismos problemas de bioseguridad”.

Si la producción porcina de traspatio cambia su matriz de producción, modernizándose más y tecnificándose, el presidente de CNP aseguró que para el productor sería una gran oportunidad de negocio y ellos empezarían a comprarles y así tener una producción más eficiente.

Sequía podría perjudicar la alimentación

El porcicultor de León, Dennis Cristino Alfaro García, enfatizó que “Los granos están bastante caros por la escasez de lluvia. Tenemos esta sequía que nos ha estado perjudicando”, resaltó.

“Al gobierno hemos propuesto obtener una planta procesadora de concentrado para ver si nos abarata los costos del concentrado, que está muy caro”.

“La producción de cerdo no ha variado, pero si sigue esta sequía tendremos problemas. Una de las alternativas que le pediríamos al gobierno es que nos apoye con la traída de un bunquer con maíz amarillo para solventar un poco la problemática”, subrayó.

Mayor acompañamiento policial

La comisionada Mayor Vilma Reyes, jefa de seguridad pública nacional, afirmó que dentro de los acuerdos con los productores está garantizar con mayor presencia policial la seguridad del traslado de la producción.

“Vamos a garantizar seguridad en el traslado de los cerdos que corresponden al bono productivo. Nosotros tenemos los enlaces establecidos a nivel de todos los departamentos del país y lo que vamos a hacer es tener la comunicación puntual de los programas de entrega para que no haya ningún problema con la seguridad en el campo y el traslado del producto”, sostuvo Reyes.

Mujeres con visión empresarial

Paula Valle Ocampo, proveniente de Sébaco, departamento de Matagalpa, es una de las miles de mujeres a quienes el gobierno ha hecho protagonista del bono productivo.

Paula comentó que la experiencia ha cambiado su vida y la de varias mujeres que en la actualidad tienen una cooperativa junto a ella.

“Queremos seguir adelante trabajando, nosotras éramos productoras, ahora somos socias en una cooperativa ‘Leila López Núñez’n, en la que trabajamos como empresarias y de ahí se ha entregado bono a muchas mujeres”.

“Estamos acá a través del gobierno que nos está apoyado. Con el Mefcca hemos recibido capacitaciones en transformación de la carne, darle el valor agregado, mantenimiento de los cerdos y ahora con las próximas capacitaciones aprenderemos más”, concluyó.