Ejemplos como los de don Heriberto Antonio Araica, quien se dedica a cuidar un taller de mecánica automotriz en el barrio Memorial Sandino, son los que deben ser replicados por las familias nicaragüenses en aras de garantizar su salud y la de los suyos, permitiendo el ingreso a sus viviendas de los brigadistas de salud que a diario recorren los distintos barrios de la capital en las jornadas de lucha anti epidémica que viene emprendiendo el Gobierno Sandinista a través del Ministerio de Salud (Minsa).

Los brigadistas de salud se dispusieron a recorrer cada una de las 800 viviendas de este barrio del Distrito III de Managua para realizar la labor de fumigación y combatir al mosquito adulto. Ante esta tarea, don Heriberto abrió las puertas del taller para que los muchachos también lo fumigaran y de esa manera evitar enfermedades en los trabajadores y clientes del negocio.

“Yo les abro la puerta en el taller y en la casa para que fumiguen, porque hay mucha gente que no los deja entrar, pero nosotros debemos contribuir a esta lucha contra las enfermedades como el dengue y el chikungunya”, dijo Araica.

Sofía Vílchez reiteró la importancia del desarrollo de estas jornadas de fumigación que junto a la abatización contribuyen a combatir el mosquito transmisor del dengue y el chikungunya, ante lo cual es necesario que como pobladores se permita el ingreso de los brigadistas para realizar la fumigación porque de esa manera se previenen enfermedades.

“Para mí es muy importante que fumiguen y desde la casa debemos tomar algunas medidas, lavar las pilas, evitar los criaderos de zancudos, mantener limpio todo”, añadió Vilchez.

Rosa Adilia Zamora afirmó que es muy importante que todos participemos y no neguemos la entrada de los brigadistas a nuestros hogares, pero también colaboremos manteniendo limpias nuestras casas, desechando todo aquel recipiente que no ocupemos y que podría acumular agua y por ende ser un potencial criadero de mosquitos.

“Todos debemos participar y dejar entrar a los brigadistas porque el mal nos lo hacemos todos si no colaboramos. Yo mantengo limpio el patio, no mantengo charcas ni aguas destapadas, porque debemos buscar como no nos pique ese zancudo”, comentó Zamora.