A varios meses de haber entrado en funcionamiento, el puesto médico del Mercado Roberto Huembes ha resultado muy útil a los comerciantes, quienes ahora pueden acceder a los servicios de salud que ofrece el Gobierno moviéndose apenas de sus puestos de trabajo.

La doctora Adriana Mendoza, indicó que diariamente son atendidas unas 25 o 30 personas, lo cual da una idea de la necesidad que había de que se instalara el puesto.

Explicó que ahí se brindan atenciones en consulta general, atención prenatal, enfermedades crónicas y cirugías menores.

Mendoza manifestó que si se presenta un caso extremo, este es inmediatamente remitido al Centro de Salud Pedro Altamirano, donde es atendido por el especialista correspondiente.

Los comerciantes dicen sentirse satisfechos con la atención, pues tanto el personal permanece pendiente de la salud de cada uno de ellos.

“Antes teníamos que ir hasta el Centro de Salud y por eso me parece bien que hayan instalado este puesto”, refirió Manuel López

“La doctora es muy amable, nos atiende bien”, aseguró.

Muchas de las comerciantes aprovechan también para llevar a sus hijos a consulta.

“Es un beneficio para los niños y para los comerciantes. Aquí está abierto de 8 de la mañana a 5 de la tarde”, indicó Mayra Vega, quien llegó con su niña padeciendo un poco de tos.

Como parte de los programas de restitución de derechos, el Gobierno orientó la instalación de puestos médicos en todos los mercados municipales del país.