En los meses siguientes del 2012, en la sala de doña Luisa no solamente existen los portarretratos de su familia y las cuatro sillas plásticas donde se pueden sentar, ahora cuenta con un televisor de 21 pulgadas y una hermosa refrigeradora en la que produce hielo y helados que vende a sus vecinos de la comunidad Santa Teresa en el municipio de Somotillo en Chinandega.

Doña Luisa al momento de visitarla se encontraba planchando una camisa de su pequeño hijo Alexander de 8 años, pero también aprovechaba para ver la revista matutina En Vivo de Multinoticias Canal 4.

Demanda histórica

La comunidad Santa Teresa tiene 35 años de haber sido fundada por pobladores de Somotillo. Luisa llegó a este lugar cuando contaba con 14 años. Durante todo este tiempo sus pobladores demandaron a los diferentes gobiernos neoliberales que llevarán la energía eléctrica a la comunidad, sin embargo sus demandas chocaban en la pared del olvido.

El cambio que ha experimentado doña Luisa y su familia, también se hace extensivo a otras 14 comunidades de Somotillo y El Viejo, cuyos pobladores están mejorando sus niveles de vida gracias al protagonismo que les han dado los programas que impulsa el Gobierno Sandinista, entre estos el acceso a la electrificación por extensión de redes.

Este jueves hubo fiesta en Santa Teresa, sus pobladores se concentraron frente a la Iglesia Evangélica para inaugurar oficialmente este proyecto que impulsó el Gobierno Sandinista, a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL), que invirtió unos 11 millones 800 mil córdobas, dinero que proporcionó el Tesoro de la República y el Fondo Canadiense para el Desarrollo Internacional (ACDI).

Agua potable todo el día

“Antes sentía que vivía en una isla porque no nos dábamos cuenta lo que pasaba y ahora tenemos televisión para ver las noticias. Ahora gracias a Dios tenemos el hielo y si queremos bebernos un fresquito helado ya lo podemos hacer”, señaló Luisa, una joven delgada y con cierta timidez.

“Tenemos 30 años de vivir en esta comunidad y nos alumbrábamos con candiles y ya hoy que nuestro gobierno sandinista ha llegado a la presidencia, es el único que se ha preocupado por darnos la energía”, citó Luisa.

Agregó que antes al utilizar la plancha de carbón la ropa se ensuciaba y “ahora planchamos tranquilo, porque tenemos la energía”.

“Pienso que ha sido un cambio grande, ya que antes no teníamos agua y ahora con la energía eléctrica tenemos agua potable. Es un cambio porque ha cambiado la vida de nosotros y la de nuestros niños”.

Gracias a este proyecto eléctrico muchas familias han logrado tener ingresos económicos, pues han instalado pequeñas pulperías como el caso de Gustavo Áreas, un hombre que ha encontrado en la venta de gaseosas, refrescos, hielo y hasta carne de pollo, un sustento para su familia.

“Cuando me conectaron al servicio eléctrico me propuse comprar mi refrigerador y poner una pequeña venta que ha dado buenos resultados porque podemos surtir de alimentos frescos a la comunidad”, comentó Gustavo, mientras acomodaba las gaseosas.

“Es excelentísimo este programa de luz porque nosotros tanto tiempo, 57 años que tengo de vida yo y hasta ahora tenemos luz en nuestra comunidad y gracias a nuestro gobierno y gracias al poder de Dios”, citó doña Victorina Escalante.

Más de 4 mil beneficiarios

Con la ejecución de este proyecto se benefician 4 mil 404 habitantes de 734 viviendas en las 14 comunidades de los municipios de Villanueva, Somotillo, Puerto Morazán. La electrificación les ha permitido a estas comunidades mejorar la calidad de vida de sus habitantes, brindándoles el acceso al servicio de agua potable, la oportunidad de mejores y nuevas formas de producción.

“Esto es parte de la electrificación que nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional está llevando a nivel nacional, de esta forma podemos ver que cada día vamos llevando la energía a toda Nicaragua”, exclamó a pobladores de Somotillo y El Viejo el ingeniero Salvador Mansell, director de ENATREL.

Aseguró que el municipio de Somotillo tiene una cobertura de 62 por ciento en todas sus comunidades, es decir 16 puntos porcentuales más del 46 por ciento que estaba en el 2007 cuando asume el Gobierno del comandante Daniel Ortega Saavedra. Mansell indicó que durante lo que resta del 2012 se seguirá llevando la energía a muchas comunidades rurales del departamento de Chinandega y de otras zonas.

Todas las semanas, proyectos nuevos

En Nicaragua existe una cobertura de sus departamentos y municipios del 66 por ciento y durante el periodo 2012-2017 se tiene la meta de llegar al 90 por ciento de la población, esto con el esfuerzo del gobierno y la cooperación de diversas entidades.

“Toda la semanas estamos inaugurando diferentes proyectos en todas las comunidades del país. Lo que está programado y lo que está orientado de parte del presidente Daniel es llevar a Nicaragua a un 86.7 por ciento de electrificación y estamos gestionando más recursos que nos pueda permitir pasar el 90 por ciento, para así llegar a la mayoría de nicaragüenses”.

Durante la inauguración de los proyectos de electrificación participaron los pobladores protagonistas, compañeros delegados del Poder Ciudadano, las autoridades locales y la Juventud Sandinista en sus diversas expresiones.

Entre las comunidades que cuentan con electricidad se encuentran Santa Teresa, La Flor, la Carreta, del municipio de Somotillo, Santa Anita de Villanueva, Apascalí, Paniquines, Poza de la Vaca, Wispante, Milagro de Dios, Francisco Laguna # 1 del municipio El Viejo y San Luis de Amayo, Guanacastillo y Ticuantepe de Puerto Morazán.