En el marco de la celebración del 36 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, pobladores de los barrios del distrito IV recibieron de manos del personal de la Intendencia de la Propiedad, su título que los acredita como únicos dueños de sus viviendas, acción de gobierno que llena de alegría y seguridad a las familias protagonistas, quienes afirman que los compromisos de gobierno se materializan a diario.

Los barrios San José Oriental, Hilario Sánchez, San Luis, Oscar Turcios, entre otros, son los sitios donde a partir de hoy sus habitantes cuentan con la garantía de no ser desalojados de sus viviendas, las que han construido con mucho sacrificio y que ahora podrán heredar a sus hijos.

“Es una bendición la que hoy me están entregando, por muchos años esperé contar con este documento legal, ahora sí puedo decir que soy dueña de mi terreno y mi casa. Nadie me va a sacar de lo que he construido durante 26 años” manifestó Luisa Lacayo.

“Gracias a Dios y a nuestro gobierno ya tenemos título de propiedad, mi padre murió con la esperanza de obtenerlo, sin embargo, ahora ya es una realidad para nosotros y lo recibimos en memoria de él. La verdad es que el gobierno ha venido trabajando para que las familias vivamos tranquilas” refirió Gabriela Ríos.

Muchas de las familias de los barrios orientales, habitan la zona tiempo antes del terremoto de 1972, lo cual ocasionó que en su momento dichas propiedades fuesen disputadas por muchos, sin embargo con la entrega de los documentos de propiedad ya no se producirá dicha situación, la que en su momento causó zozobra.

“Hoy la alegría ha llegado a mi casa, las palabras son pocas para agradecer este hermoso gesto, es difícil andar rodando, alquilando y siendo humillado, gracias a Dios y al gobierno hoy tenemos algo que nos ha constado mucho pero que ha valido la pena, nuestra casa, ya nadie nos va a sacar y nuestros hijos van a crecer en un sitio propio” refirió Aníbal Medal.

“Hace algunos años vino un señor a querernos sacar de la casa, fue un momento duro ya que pensamos que terminaríamos en la calle, sin embargo ahora estoy feliz ya que mi gobierno me está dando el derecho sobre esta propiedad” concluyó Mauricio Villagra.