El papa Francisco envió hoy un telegrama al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en el que expresó su “afecto y cercanía por el pueblo venezolano” y deseó que progrese “cada día más en solidaridad y pacífica convivencia”.

“Me es grato enviar un cordial saludo a vuestra excelencia, manifestando mi afecto y cercanía por el pueblo venezolano, a la vez que pido al Señor abundantes gracias que le ayuden a progresar cada día más en solidaridad y pacífica convivencia”, señala el mensaje.

Lo envió al tiempo que atravesaba el espacio aéreo venezolano para llegar a la capital ecuatoriana, Quito, punto de partida de su viaje a América Latina que también le llevará a Bolivia y Paraguay hasta el próximo domingo día 12 de julio.

Remitir un telegrama a las autoridades de los países que sobrevuela es una acto habitual en los viajes pastorales del pontífice.