El papa Francisco arribó este domingo al aeropuerto “Mariscal Sucre” de Quito, Ecuador, donde inicia una gira que lo llevará, además, por Bolivia y Paraguay, visita que se ha catalogado como histórica.

En un mensaje dado a su arribo, el Sumo Pontífice afirmó que las minorías vulnerables son la deuda que tiene América Latina y agregó que como representante de la Iglesia católica no puede separarse del pueblo menos favorecido.

"Las minorías más vulnerables son la deuda más grande que aún Latinoamérica tiene", razón por la que pidió poner atención a “nuestros hermanos más frágiles”.

Afirmó que el pueblo ecuatoriano se ha puesto de pie con dignidad, “en Ecuador está el punto más cercano al sol, a la luna y a las estrellas, nosotros los cristianos identificamos a Jesucristo con el sol y si la Iglesia se aparta o se esconde de Jesucristo se vuelve oscura y no da testimonio”, sostuvo.

El Papa también dijo que quiere abrazar al Ecuador entero “desde la cima del Chimborazo hasta las Islas Galápagos”.

Asimismo, hizo un llamado a no perder a capacidad de dar gracias a Dios “por lo que hizo por ustedes, por lo pequeño y lo sencillo y de cuidar de sus niños y sus ancianos que son la minoría de su pueblo”.

El Pontífice llega con un aclamado mensaje de justicia social para los pobres, en una gira que inicia hoy en Ecuador y que incluye también a Bolivia y Paraguay. Francisco estará en Ecuador hasta el miércoles, y ofrecerá su primer mensaje a Suramérica, a donde regresa tras participar en 2013 en Brasil en las Jornadas Mundiales de la Juventud.

La agenda del Sumo Pontífice continuará este lunes, cuando será trasladado a Guayaquil, donde hará una visita de una hora al Santuario de la Divina Misericordia. Sucesivamente dará una misa en el Parque de Los Samanes.

Luego almorzará en el colegio Javier, fundado por los jesuitas. Seguidamente regresará a Quito, donde realizará una visita de cortesía al presidente de la República, Rafael Correa, en el palacio de Carondelet y dedicará un momento de oración en la catedral de Quito. A la salida se detendrá a saludar a los fieles presentes en la Plaza Grande.

El martes 7 de julio oficiará una misa en el Parque del Bicentenario de Quito, donde tendrá un encuentro con los estudiantes y visitará la iglesia colonial de San Francisco, entre las más antiguas de América Latina. En ese mismo lugar se reunirá con representantes de la sociedad civil, campesinos e indígenas del Amazonas.

El Presidente Rafael Correa participará junto a autoridades nacionales y extranjeras en la misa campal que oficiará el Papa Francisco en la capital ecuatoriana, confirmó el canciller, Ricardo Patiño.

La estancia de Francisco en Ecuador concluirá el miércoles 8 de julio con una visita a la casa de reposo para ancianos de Quito y al Santuario de El Quiche, desde donde partirá hacia el aeropuerto con destino a Bolivia.

Agenda del papa en Bolivia y Paraguay

Miércoles 8 de julio: llegada a Bolivia, prevista hacia las 4:15 de la tarde (hora local) al aeropuerto de El Alto, a más de 4.000 metros de altitud, donde será recibido por el presidente Evo Morales. Traslado a La Paz en automóvil con una parada para rendir homenaje al sacerdote jesuita español Luis Espinal, torturado y asesinado en 1980 por paramilitares de extrema derecha a las órdenes del dictador Luis García Meza.

Visita de cortesía a Evo Morales en el Palacio de Gobierno. En la tarde parte hacia Santa Cruz de la Sierra, donde se alojará en la residencia privada del cardenal Julio Terrazas.

Jueves 9 de julio: Misa en la plaza del Cristo Redentor, con oraciones en guaraní, quechua y aymara. En la tarde participa en el II Encuentro Mundial de los Movimientos Populares en el centro Expo Feria.

Viernes 10 de julio: Visita a la cárcel de Palmasola y reunión con los obispos de Bolivia, para partir luego del aeropuerto internacional de Viru Viru, de Santa Cruz de la Sierra, con destino Asunción, Paraguay, última etapa de su viaje.

Tras su llegada prevista hacia las 3:00 de la tarde (hora local) realizará una visita de cortesía al presidente anfitrión, Horacio Cartes, en el Palacio de Gobierno y asistirá a un concierto en su honor con música compuesta en las misiones jesuitas durante los siglos XVII y XVIII.

Sábado 11 de julio: Visita al hospital pediátrico "Niños de Acosta Ñu" de donde se traslada al Santuario de Caacupe, a unos 40 kilómetros, para presidir la misa desde la explanada.

En la tarde se reunirá con representantes de la sociedad civil en el estadio León Candou, tras lo cual ofrecerá una misa en la catedral metropolitana.

Domingo 12 de julio: Inicia el último día de viaje con una visita al barrio pobre de Bañado Norte, sucesivamente presidirá una misa en el campo de Ñu Guazú, donde Juan Pablo II canonizó a San Roque González en 1988.

Antes de partir hacia Roma, concluye su visita a Paraguay con un encuentro con los jóvenes en Costanera y una bendición al centro comercial de Ycuá Bolaños destruido en 2004 por un incendio en el que murieron 400 personas.