El reverendo Omar Duarte habló con ocasión de la campaña de oración y ayuno que la iglesia evangélica está haciendo por todo el país, para que Dios continúe bendiciendo a Nicaragua. Esta campaña de oración y ayuno inició a principios de la semana y se extenderá hasta el sábado próximo.

El pastor Duarte dijo que está demostrado que Nicaragua es el país más seguro de Centroamérica y de Latinoamérica y que se están realizando obras con programas sociales que son una bendición para el pueblo y los cuales nunca antes se habían tenido.

En ese sentido destacó también que la iglesia evangélica está realizando obras sociales, porque la tarea no solo es del  gobierno y añadió “nosotros creemos lo que dice la palabra de Dios, que la fe sin obras es muerta, no podemos solo estar predicando y predicando, sino que tenemos que hacer obras sociales”.

El reverendo Duarte manifestó que la campaña de ayuno y oración tiene que ver con el deseo de que Dios “nos ayude a seguir caminando en pro del bienestar, de la salud, de la educación, para que podamos entender que solamente trabajando unidos, fortalecidos  podemos salir adelante con la bendición del Dios de los Cielos”.

Duarte Pérez explicó que la gente sale del mal camino de la droga convirtiéndose a Dios, al evangelio de Jesucristo y  que cada día que sale del mal camino un alcohólico, un drogadicto, una persona atada a estos vicios, tenemos un problema menos en las calles.

Orando por los que están en eminencia

El religioso explicó que a la vez en la campaña se ora, a como dice La Biblia, por gobierno y  a como dice La Biblia, por “los que están en eminencia, como el Presidente Daniel Ortega, como los ministros, diputados, Ejército, Policía para que vivamos quieta y reposadamente, agarrados de la mano del Señor”.

A la par el reverendo Duarte explicó que “la campaña que realiza el pueblo evangélico y que dirige el reverendo Guillermo Osorno por medio de Enlace,  cubre todo el país, en oración por la bendición para las  familias, por los hogares, por la juventud y para que Dios traiga un invierno moderado, mirando con fe hacia el futuro en el nombre de Jesús”.