Chile y Argentina disputarán hoy, en Santiago, la final de la Copa América, un choque de alto voltaje en el que el equipo anfitrión aspira a ganar su primer título continental y la albiceleste, con Lionel Messi al frente, romper una sequía de 22 años.

Además, para Argentina, con 14 trofeos hasta el momento, un triunfo supondría igualar los 15 títulos de la Copa América que suma Uruguay.

Los mejores del certamen

Chilenos y argentinos se citan en una final inédita en la Copa, que va a enfrentar a los dos equipos que más argumentos futbolísticos han exhibido.

Ambos llegan invictos y con el cartel de máximos goleadores, espoleados por talentosos futbolistas que anhelan el trono.

Para Chile, la Copa se ha convertido casi que en una cruzada nacional. Levantar la copa en el Estadio Nacional es un imperativo para una camada de futbolistas excepcionales, que necesitan un triunfo internacional para ahuyentar el fantasma del fracaso en las grandes citas.

El rival, a priori, no es el más apropiado para la gesta chilena, que nunca ha derrotado a Argentina en los 24 partidos de Copa América en los que se han enfrentado.

Argentina intentará imponer la jerarquía de sus figuras, para cortar una racha de decepciones que se prolonga ya por 22 años, desde que consiguió su última Copa América, en 1993.

En menos de un año, Argentina ha logrado reponerse de la derrota ante Alemania en el Mundial de Brasil y plantarse en otra final. El triunfo en Chile no haría olvidar el varapalo en el Maracaná, pero ayudaría a aliviar el dolor.

¿Cómo jugarían?

El poderío ofensivo argentino es la principal preocupación del DT de Chile, Jorge Sampaoli, que ha probado varias fórmulas en defensa para intentar frenar a Messi y sus compañeros.

Francisco Silva será la novedad en la zaga, en el lugar que ocupa el sancionado Gonzalo Jara, junto a Gary Medel.

Todos los resguardos son pocos para Sampaoli, que también ha entrenado con Marcelo Díaz como líbero, en una zaga de cinco hombres, con la entrada de Jean Beausejour en el lateral izquierdo.

Del medio campo hacia adelante no habrá cambios. Arturo Vidal se situará en la medular, con Jorge Valdivia y Charles Aránguiz, mientras que Alexis Sánchez y Eduardo Vargas serán los arietes.

Argentina ha mejorado con el paso de los partidos, gracias al acierto goleador de Sergio Agüero y comandada por Lionel Messi, que quiere rubricar su gran temporada en el Barcelona.

El DT Gerardo Martino podrá alinear al once de gala, con la única duda del central Ezequiel Garay, que arrastra unas molestias estomacales.

Opinan los protagonistas

Gary Medel, jugador de Chile: “Estamos en la final por méritos propios, demostramos mucho más que otros equipos, inclusive Argentina. Estamos los dos mejores en la final, está demostrado con el juego y lo que hemos hecho”.

Lionel Messi, jugador de Argentina: “Venimos de una final de un Mundial y ahora estamos en la final de la Copa América, con mucha ilusión y muchas ganas de poder ganarla”.

Jorge Sampaoli, DT de Chile: “Trataremos de ser los dominadores. La característica del juego va a pasar en quién domine a quién”.

Gerardo Martino, DT de Argentina: “Cuando uno enfrenta rivales de mucha jerarquía, para ejercer predominio necesita primero neutralizarlos”.

Otro certamen

La Copa Confederaciones del año 2017, en Rusia, espera al ganador de la Copa América, que saldrá de la final que van a disputar Chile y Argentina.

Este campeonato se disputa un año antes de la celebración del Mundial, en el país que va a acoger la cita mundialista, y cuenta con la participación de ocho selecciones.

Acuden la anfitriona del Mundial, la campeona del Mundo y los seis ganadores de los torneos continentales de las diferentes confederaciones en las que se divide la Fifa.

Junto a la de Rusia, ya está confirmada la participación de Alemania, que se proclamó campeona en la cita mundialista de 2014, en Brasil.