La 36 reedición del Repliegue Táctico concentra a las familias sandinistas, quienes junto al Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo se enrumban a la Ciudad de las Flores, pero también reúne a centenares de comerciantes que aprovechan esta fecha histórica para ofrecer sus productos.

Desde la Plaza de las Victorias siguiendo el trayecto hasta Masaya se observan las banderas azul y blanco y rojinegra a precios que varían dependiendo el tamaño; igualmente, podemos encontrar gafas, pañoletas con las siglas del FSLN, pintura en aerosol, comida, bebida. En fin, una gran variedad de productos a precios favorables pregonados por los pequeños comerciantes.

Marcelo Solís junto a otro joven, año con año asisten al Repliegue Táctico para ofrecer su novedoso trabajo, el arte de la pintura con aerosol: consiste en pintar con spray rostros de personajes destacados de la Revolución.

El joven afirmó que por sólo 20 córdobas realizan este trabajo haciendo uso del spray y la cartulina, con lo cual pintan a sus clientes cualquier diseño alusivo al FSLN.

“Con nuestra venta hacemos un homenaje a nuestros Héroes y Mártires, al comandante Carlos Fonseca, a Sandino, al comandante Tomás (Borge), promocionando el 19 de julio, a la juventud”, afirmó Solís.

Las banderas rojinegra y azul y blanco que son ondeadas por la población se venden a precios favorables por los comerciantes quienes se mostraron entusiasmados con estas ventas.

“Espero vender todas estas banderas en este trayecto a Masaya. Este repliegue es una buena oportunidad para que nosotros vendamos y hasta el momento ha estado buena la venta, he vendido bastante”, dijo entusiasmado Franklin Murillo.

“Se están vendiendo las gafas, excelentes para el sol y el desvelo, con precios entre 70 y 80 dependiendo de la calidad de los anteojos”, afirmó Carmelo González.

Ofreciendo las bolsas de agua helada encontramos a Margarita Ricarter quien expresó “Está excelente que podamos ofrecer nuestros productos en esta actividad y así obtener un ingreso extra que nos ayuda a llevar el sustento a nuestros hogares. Yo tengo fe que voy a vender todo”, finalizó.

Los vendedores aseguran que para esta fecha, año con año, llegan a la Plaza de las Victorias no sólo a vender, sino también a acompañar al presidente Daniel hasta Masaya, recordando esa gesta heroica de hace 36 años.