El Ministerio italiano de Salud emitió una alerta ante la ola de calor que afecta al país y que durante el fin de semana empeorará.

Al igual que en la mayor parte de Europa, las altas temperaturas han afectado a la península y este viernes el Ministerio de Salud emitió el estado de alerta roja en las ciudades de Bolzano, Brescia, Milán y Turín, donde se pidió a la población no exponerse al sol durante la jornada.

El nivel 4 o "rojo" de la alerta indica un riesgo para la salud de toda la población a causa del calor y la humedad y no sólo para las personas más vulnerables, como enfermos, ancianos y niños.

El fin de semana, la alerta roja se extenderá a esas cuatro ciudades y a las de Perugia, Roma, Florencia, Bolonia, Rieti y Trieste.

El Ministerio de Salud pidió en particular a la población no exponerse al sol entre las 11:00 y las 18:00 horas locales, evitar zonas de tráfico y no realizar actividad física intensa al aire libre durante las horas más calientes de la jornada.

Según las previsiones, en muchas ciudades las temperaturas llegarán a los 40 grados centígrados, mientras que la canícula se mantendrá durante la próxima semana.

El servicio meteorológico advirtió que la ola de calor será similar a la que causó la muerte de miles de ancianos en toda Europa en 2003, por lo que el servicio de protección civil fue puesto bajo alerta.