Solamente con actitudes de prevención al momento que conduzcamos un vehículo o una motocicleta, se podrán reducir los accidentes, dijo la doctora Kenia Grillo, directora del Hospital Manolo Morales, al asegurar que a este centro asistencial, están llegando más personas afectadas por un accidente de tránsito, principalmente motociclista.

Desde la sala de varones de este hospital, la doctora Grillo hizo un llamado a los conductores y peatones, a asumir actitudes responsables y de precaución al momento que circulemos por las principales vías del país.

“Estamos preocupados porque a pesar de todas las medidas que ha tomado nuestra policía, a pesar de la presencia policial en las calles, aún los accidentes de tránsito, principalmente de los motociclistas están en boga. Aquí hemos sufrido un aumento de la cantidad de compañeros que están demandando la atención por los accidentes de tránsito, solamente en mayo hemos aumentado en un 21% los ingresos”, alertó Grillo.

Reconoció que el aumento del parque automotor ayuda a la ocurrencia de accidentes, esto puede ser contrarrestado solamente con actitudes de prevención, como no utilizar los celulares, respetar las señales de tránsito, promover la cortesía vial.

“La vida está en juego y no está de más promover la prevención. En este mes de junio hemos tenido tres compañeros fallecidos aquí en la unidad de varones a causa de los accidentes de tránsito, son señores que por causa de andar en motocicletas resultaron con traumas cráneo encefálico severo fallecieron y otro que fue atropellado. La verdad es que tenemos que sensibilizar todos los que conducimos un vehículo, debemos de hacerlo con prudencia, con responsabilidad”, agregó Grillo.

En la Sala de Varones del Manolo Morales, se encontraba el señor Juan Manuel Solórzano, que labora como mecánico y precisamente cuando se dirigía a realizar un trabajo a domicilio en su motocicleta, fue embestido por un autobús de transporte colectivo en una calle del barrio Reparto Schick.

Ahora Solórzano se encuentra con su pierna izquierda fracturada y asegura que no tuvo la culpa del accidente, pues al momento de aventajar a otro vehículo, el chófer del autobús no respeto la señal de alto, provocando el accidente.

“Para que a nadie le pase lo que me pasó a mí, es mejor esperar y no aventajar, porque la prisa no deja nada, esto (señala su pierna) no se lo desea a nadie y que tengamos un poco de prudencia”, aconsejó Solórzano, que gracias a Dios relata los hechos porque andaba con su casco de protección.

Otro que recomendó la prudencia cuando se maneja fue Sergio Guzmán, quien también está fracturado de su pierna derecha, gracias a otro conductor que no respetó las señales de tránsito.

“Pido que manejemos con precaución, que respetemos las señales de tránsito para que no haya muchos accidentes. Ahorita estoy sin moverme y a nadie le deseo estar en mi situación”, dijo Guzmán, que al momento del accidente andaba trabajando en la entrega de tanque de gas butano.