Convencidos que el desarrollo no se detiene, pobladores de la comunidad El Ojochal del municipio de Posoltega en Chinandega, celebraron este miércoles, la inauguración del proyecto de electricidad que pone fin a la oscuridad en que han vivido desde la época de los gobiernos neoliberales.

Desde este primero de julio, mes que marca el fin de la dictadura somocista y el triunfo de la Revolución Popular Sandinista un 19 de julio de 1979, 48 familias de las comunidades 1, 2, 3 y 4 del Ojochal, viven Nuevos Tiempos gracias a la voluntad del Gobierno Sandinista de llevar la electricidad a las comunidades rurales.

Y es la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) por mandato del Presidente Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, la que se encargó de ejecutar este proyecto que consiste en la instalación de 7.5 kilómetros de red y una inversión de más de 6 millones 193 mil córdobas.

Ahora las familias podrán tener un mejor nivel de vida, pues gracias a la electricidad podrán tener energía las 24 horas del día, lo que llevara a comprar sus electrodomésticos, como televisores, planchas o refrigeradoras.

“Ahora mi deseo es poder tener un pequeño negocio de pulpería, tengo grandes sueños, este gobierno sandinista está haciendo realidad los sueños de las familias, sobre todos las más pobres”, dijo la señora Carmen Ñurinda, pobladora del Ojochal 1.

“La energía es un gran beneficio para nosotros en la comunidad, ya que ahora podemos contar con algunos electrodomésticos y hemos dejado atrás el candil, las candelas que utilizábamos para alumbrarnos, gracias a Dios y al buen gobierno nuestras comunidades están avanzando y tomando más valor”, expresó otro ciudadano identificado como Ramón.

El año pasado el Gobierno Sandinista llevó la energía eléctrica a más de 70 mil familias, principalmente a aquellas que habitan en las comunidades rurales de nuestro país, que ya alcanza el 80% de cobertura a nivel nacional.