Luego de que este martes se desarrollara con éxito el Segundo Simulacro Nacional ante Terremotos y Tsunamis, la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, ha insistido, no obstante, en que más sectores se sumen a este importante ejercicio de protección de la vida.

“Veíamos con el simulacro, con el ejercicio, que esta vez podemos comprobar que hay más orden, más seriedad”, dijo Rosario.

La Compañera destacó la buena coordinación que hay entre las instituciones, las comunidades y las escuelas, hacia donde incluso los padres de familia se trasladaron para participar con sus hijos en el simulacro. De la misma manera saludó los esfuerzos realizados por los centros de salud y los hospitales; y la participación determinante del Ejército, la Policía y los Bomberos, lo cual ayuda a que la gente se sienta fortalecida en la seguridad de ser atendida con prontitud frente a una calamidad mayor.

“Todos nos tomamos en serio estos ejercicios y a eso le llamamos conciencia, más conciencia de riesgo y de protección”, aseguró Rosario.

La Compañera enfatizó que hay debilidades que deben ser atendidas, de tal forma que convoca a los colegios privados, a los pastores, a los sacerdotes, a la empresa privada, a las zonas francas, a la comunidad diplomática y a los cooperantes a ser partícipes de los simulacros.

Indicó que para ello hay un plan de visitas a los colegios para explicar los programas de atención de emergencias y la importancia de que estos centros se sumen a los esfuerzos del gobierno.

Al respecto, destacó que el próximo simulacro se realizará el 22 de septiembre, al que le seguirá uno más en diciembre antes del aniversario del terremoto.

Rosario indicó que con los empresarios privados se realizarán coordinaciones para también explicarles estos planes.

Respecto a las zonas francas dijo que hay que reforzar la convocatoria y el trabajo para asegurar que haya un mayor nivel de participación.

“Esto se hace con información, con convocatoria y sobre todo con promoción de la importancia de estos ejercicios que estamos obligados a realizar en nuestro país con tanta vulnerabilidad, cada cierto tiempo”, indicó.

“Estamos haciendo un plan para que el ejercicio de septiembre sea todavía mejor”, sostuvo Rosario.

La Compañera dijo que el simulacro del martes da certeza de que los nicaragüenses están mejor preparados para cualquier eventualidad sísmica o de tsunami que se pueda presentar.

Aseguró que también se ha estado viendo la necesidad de avanzar en una mayor protección ante la crecida súbita de los ríos.

Indicó que en estos tiempos de tanta incertidumbre climática se puede pasar varias semanas sin lluvias, pero que de repente estas se dejan venir provocando grandes crecidas.

“A veces somos imprudentes, queremos pasar a toda costa. Entonces (hay) que prepararnos también para ese tipo de eventualidades", aseguró.

La Compañera indicó que el Comandante Daniel y su equipo de trabajo están pendientes de la protección de la vida y de la promoción de la fe y los valores de familia y comunidad.

Manifestó que las instituciones del gobierno y del Frente Sandinista han estado revisando todas las acciones por hacer para luchar contra la pobreza y avanzar en más victorias en materia educativa, producción, viviendas, caminos, carreteras, salud y promoción de los pequeños y medianos emprendimientos. Al respecto, destacó la necesidad de que el modelo de alianzas facilite la inversión para atraer más trabajo y bienestar.

Sostuvo que todo ello se debe hacer sin obviar los problemas sino al contrario: enfrentándolos y dialogando.