Aunque las nuevas paradas de buses de Managua están resultando beneficiosas al proteger a la población del sol y la lluvia, es necesario que estos espacios públicos estén libres de basura.

En esta labor deben necesariamente contribuir tanto los usuarios del transporte como los comerciantes y la alcaldía capitalina.

La población asegura estar satisfecha con la instalación de las modernas paradas, pero consideran que hay que cuidarlas, lo cual conlleva no usarlas como basurero.

"Es por falta de educación de los usuarios. Ya he visto varias sucias como ésta y la de Altamira" , aseguró la pobladora Ursa Membreño, quien esperaba abordar una unidad en el sector de Plaza Inter.

En esta parada de buses era manifiesta la gran cantidad de basura.

Aún y con esta situación, los usuarios han visto el cambio, ya que ahora no tienen que estar de pie, soportando las inclemencias del tiempo.

"Antes se mojaba uno. Ahora llueve y la gente puede esperar su ruta con tranquilidad", refirió Conrad Manuel Ticay, vendedor de recargas TUC, quien saludó los esfuerzos del gobierno de restituir los derechos del pueblo trabajador.

Una demanda que hace la población es que los comerciantes cumplan con ocupar sus espacios en las casetas y no acaparar el lugar de los usuarios.

"Ojalá haya respeto en eso", dijo Vilma López, señalando que las nuevas paradas son efectivamente amplias y por tanto más cómodas.