En una carta, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, indicó que aceptará las condiciones de los acreedores pero impuso varias condiciones, informó el periódico Financial Times.

"Alexis Tsipras aceptará las propuestas de los acreedores anunciadas la semana pasada pero con varias condiciones", informó el periódico.

En particular, Tsipras solicitó que el aumento de la edad de jubilación hasta 67 años no se aplique inmediatamente sino a partir de octubre.

En lo que se refiere al "subsidio de solidaridad" para los jubilados más pobres, que la parte griega acordó eliminar gradualmente hasta 2019, la carta solicita hacerlo más despacio de lo previsto por los acreedores.

Además, Tsipras pidió mantener el descuento del 30% del impuesto sobre el valor añadido (IVA) para las islas griegas, muchas de las cuales se encuentran en áreas remotas y tienen problemas de abastecimiento.

Grecia está negociando con la Troika de acreedores –la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional– la posibilidad de reestructurar su deuda de más de 240.000 millones de euros, que es el monto de los rescates que necesitó para evitar el impago técnico en 2010 y 2012.

El próximo 5 de julio los griegos han sido llamados a un referéndum para pronunciarse sobre las propuestas presentadas por la Troika el pasado 25 de junio y que contemplan severos reajustes a cambio de financiación para los próximos cinco meses.