Moscú mostró este miércoles su disposición de colaborar con Atenas en el ámbito económico.

Así se pronunció el embajador ruso ante la Unión Europea, Vladímir Chizhov.

"Rusia está dispuesta a colaborar con Grecia (…); tenemos la posibilidad de incrementar la cooperación económica, en particular en Grecia se puede participar en la privatización tanto de ferrocarriles como del puerto (en Salónica)", dijo Chizhov a RIA Nóvosti.

Subrayó que Atenas no ha pedido a Moscú ayuda financiera directa.

Chizhov calificó la situación en la que se encuentra Grecia de "crítica" y agregó que la decisión de las autoridades helenas de convocar un referéndum sobre el plan de rescate causó un shock en la UE.

El próximo domingo el pueblo griego deberá decidir si acepta el plan de rescate para el país propuesto por los acreedores.

El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, llamó a los ciudadanos a decir "no" a nuevo programa durante el plebiscito.

Grecia se convirtió en el primer país desarrollado en mora con el Fondo Monetario Internacional, al incumplir el martes su pago de 1.600 millones de dólares.