Desde tempranas horas de la mañana de este martes, la ciudad de León está siendo afectada con mucha intensidad por fuertes vientos que están ocasionando grandes tolvaneras, esto principalmente por la falta de cortinas rompe-vientos en lugares donde hoy se cultiva maní.

Vientos de hasta 36 kilómetros por hora se registran combinados con una gran nube de polvo en el cielo, generado por las tolvaneras sobre la ciudad de León.

Amarillo se observa el cielo en la ciudad universitaria ante la intensidad de las tolvaneras debido a la falta de la lluvia que predomina en la región del pacífico nicaragüense debido al fenómeno de “El Niño”.

Según el ingeniero Agustín Moreira, experto en fenómenos climáticos, expresó que “la alta deforestación y los cultivos de maní en el Occidente mas la fuerza de los vientos hacen que estos levanten las nubes de polvo que están ocasionado las grandes tolvaneras que afectan a la ciudad de León”.

Por el momento la situación que atraviesan los habitantes en la ciudad universitaria se torna difícil ante la intensidad de las tolvaneras que este año han afectado principalmente la zona de León.

Ante la falta de cortina rompe vientos las tolvaneras que afectan principalmente el Occidente del país, el Gobierno Sandinista inició en días recientes con los productores una Jornada de Reforestación en los municipios más afectados por esta situación en el departamento de León (La Paz Centro, Telica y León).

El plan consiste en reactivar nuevamente las cortinas rompe-vientos en la zona del Occidente para mitigar los efectos de las tolvaneras que se dan durante la época seca del año.

Entre 4 a 10 años tardarían en estar activadas las zonas de las cortinas rompe vientos el pacífico nicaragüense.

En meses anteriores la ciudad de León fue azotada por intensas tolvaneras durante varios días que provocaron muchos casos de enfermedades respiratorias en niños, jóvenes y adultos así como la falta de visibilidad en las carreteras producto de la gran cantidad de polvo.