De presentarse un terremoto, este encontrará a los trabajadores del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) completamente preparados para evacuar el edificio, dirigirse hacia lugares más seguros y atender a los posibles heridos.

Eso quedó constatado este martes durante el Segundo Simulacro Nacional ante Sismos y Tsunamis, donde a las 10:00 de la mañana un hipotético terremoto magnitud 7.4 al suroeste de Masachapa, hizo sonar las alarmas del edificio, activando inmediatamente las medidas de autoprotección de cada uno de los servidores públicos.

El edificio donde funcionan las oficinas centrales del INSS tiene 9 plantas, y al momento del ejercicio los jefes de brigadas fueron coordinando la evacuación de los trabajadores a los dos puntos habilitados para ello: el parqueo interno y el área ubicada en la parte trasera del antiguo cementerio San Pedro.

De acuerdo a Marvin Quintero Moreno, Coordinador de las Brigadas de Ecuación y de Mitigación de Desastres, este proceso llevó 2 minutos 11 segundos, en el cual se logró poner a salvo a 430 personas.

Una vez fuera del edificio, el ejercicio conllevaba también la atención de una persona con politraumatismo, de tal forma que esta fue evacuada desde el tercer piso e inmediatamente traslada hacia una unidad hospitalaria.

Quintero catalogó el simulacro como muy exitoso, ya que cada uno de los trabajadores, e incluso el público, han tomado conciencia de estar preparados para enfrentar un evento de este tipo.

La trabajadora Martha Lira destacó que todas las personas que se encontraban en el edificio se mostraron dispuestas a colaborar con los planes de respuesta rápida ante sismos.

“Todo mundo bajó con calma, fue un éxito”, manifestó lira.

Cabe subrayar que periódicamente en cada planta del INSS se realizan ejercicios como este, de ahí que el Simulacro Nacional constituyó nada más que un reforzamiento a lo que ya venían ejercitando.

En este sentido, de acuerdo a José Jarquín, en ocasiones anteriores al momento de sismos fuertes las alarmas han sonado y los trabajadores han puesto en práctica los planes de evacuación.

“Creo que esto es sumamente importante porque así estamos prevenidos ante cualquier eventualidad que pueda suceder”, señaló.

Este Segundo Simulacro Nacional se llevó a cabo en áreas costeras, barrios e instituciones del Estado, y contó con la participación de las alcaldías, la Defensa Civil, el Gobierno Central y la comunidad organizada.