El Gobierno de Grecia acaba de emitir un comunicado en el que pide prolongar dos años más el rescate.

Asegura que sigue en la mesa de negociación y que la convocatoria de un referéndum no supone el fin de las conversaciones, sino "la continuación de una negociación en mejores condiciones".

Este comunicado es el resultado de una jornada intensa de contactos para desbloquear la crisis de Grecia, en el último día que el país heleno ha dicho no a saldar su deuda con el FMI. Las llamadas del primer ministro griego, Alexis Tsipras, a las instituciones negociadoras se han sucedido a lo largo de la mañana.

Según informaciones de los medios locales que todavía no han sido confirmadas oficialmente, Juncker llamó anoche a Tsipras y le pidió que aceptara la última propuesta.

A cambio, el texto de compromiso contemplaría una clara referencia a lo estipulado en el segundo rescate firmado en noviembre de 2012, en el que los socios se comprometían a analizar posibilidades de aliviar la deuda en caso de que Grecia cumpliera una serie de condiciones.

Estas condiciones eran haber alcanzado un superávit primario (lo obtuvo ya el pasado año), cumplir con las condiciones del rescate y requerir ese alivio, es decir, tener una deuda insostenible.

Grecia no pagará hoy al FMI

Mientras, el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis ha confirmado que Grecia no pagará hoy el tramo de ayuda de 1.600 millones que vence esta medianoche al Fondo Monetario Internacional.

Al salir del ministerio Varufakis fue preguntado por periodistas si Grecia iba a efectuar hoy el pago a lo que contestó con un claro "no".

Varufakis dejó con ello claro lo que era un secreto a voces y que indirectamente había adelantado ayer el primer ministro, Alexis Tsipras, en una entrevista con la televisión pública.

"Pagaremos si hasta entonces (por hoy) logramos un acuerdo sostenible", dijo Tsipras.

En términos similares se expresó esta mañana la ministra adjunta de Finanzas, Nadia Valavani, quien afirmó a la televisión pública que el pago tan solo sería posible si Grecia obtuviese hoy los 1.800 millones de euros de los beneficios de los bonos griegos en 2014 en manos del Banco Central Europeo (BCE).

Valavani insistió que para ello no haría falta un nuevo acuerdo con las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional), porque forma parte del programa de rescate vigente.

En el caso de que Grecia finalmente llegue a un acuerdo de última hora en las conversaciones que está celebrando hoy con diversas capitales, se debería convocar un nuevo Eurogrupo, que no podría tener lugar hoy.

Grecia tiene hasta las 18.00 hora de Washington (23.00 GMT) para efectuar este desembolso que agrupa tres pagos de junio; de lo contrario, entrará en estado de mora de sus deudas frente a este organismo monetario internacional.

Sin embargo, la situación de impago no es automática, pues, como recordó hoy Valavani, su tramitación puede durar un mes hasta que se declare oficialmente.

En ese sentido, el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, consideró que un impago hoy de Grecia al FMI no tendría "grandes consecuencias".

"Normalmente, Grecia debería pagar al FMI esta tarde. No sé si lo hará o no, pero no tendría grandes consecuencias", declaró Sapin en la cadena pública "France 2".

Una vez que se confirme que Grecia no ha pagado hasta la citada hora, se espera que la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, informar al Consejo Ejecutivo del organismo, posiblemente en el mismo día.